dimarts, 6 de desembre de 2011

Premià de Mar - Tibidabo - Premià de Mar

--------------------------------------------------------------------------------
Al encuentro a las 7:30 en el poli de Premià: Adolfo. Norris, Lapiero, Quique y Racing.




Salida entretenida, para mi con terreno conocido hasta la mitad más o menos, a la altura del Seminario. Luego bajada por pista espectacular hasta el río Besós que me ha dejado las manos pal arrastre y con un frío de pleno invierno. Bajamos el río, nos equivocamos y hemos tenido que tirar de ingenio ciclopata para rectificar, vamos que hemos subido una pendiente de hormigón con el 30% de desnivel, pero sin consecuencias.



Parada en Montcada i Reixach para comer unos bocatas y unos churros (cortesía de Quique y el Lapiero)


 y hemos encarado la subida hacia Collserola que nos ha llevado primero al Forat del Vent donde hemos remontado la carretera un par de kilómetros hasta el Passeig de les Aigües. Llegados a la Font Groga, un viejete entusiasta nos ha indicado una pista para llegar al Tibidabo sin pisar la carretera, 47 Km hasta coronar el parqu de atracciones. Allí fotos de la conquista y a tirar para abajo.







Todo bien al principio hasta que al iniciar una trialera he pegado un doble mortal para acabar con mis costillas contra las piedras y mis labios contra la gravilla. Debo añadir que después de la degustación realizada la arena de Collserola es más bien sosa y falta de calcio.


Tras el incidente decidimos continuar por la pista que nos ha llevado a los barrios pijos de BCN City.

Allí el Norris ha aprovechado para hacer unos recados y nos hemos dirijido a la trialera de la jornada más imprevista: la calle Balmes, entre taxis y autobuses nos la hemos pulido sin incidentes hasta la calle Pelayo (la cual toma el nombre de un ilustre ciclopata) siguiendo un trozo de Ronda Universidad, Plaza Catalunya, Fontanella, Plaza Urquinaona, Trafalgar hasta el Passeig LLuis Companys, luego hemos bordeado el Zoo hasta la Vila Olímpica y todo recto hasta Diagonal Mar donde primero por carril bici y luego por el paseo marítimo hemos tomado rumbo y ritmo con velocidad de crucero para casa.






Yo he llegado bien a casa aunque la cerveza, debido a mi pobre labio inferior, me la he tenido que tomar con una pajita. El costillar duele pero no parece haber lesión aparente más allá del batacazo. Destacar el ritmo constante de todos (15 Km/h), nadie ha tenido que esperar a nadie y aunque el Norris se quejaba de haber tocado fondo, el tio ha llegado más entero que otros que callaban.

82 KMS
5.30 TIEMPO
1500 MTS DESNIVEL





BY RACING-BCN

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada