dissabte, 18 de febrer de 2012

Entrenando para el jardín del Lapiero

--------------------------------------------------------------------------------
Como mañana toca corriols por Sant Iscle de Vallalta hoy he decidido hacer algo de fondo físico, no sea que me mañana me dejen atrás. A las 8 y cinco salgo dispuesto a realizar la ruta de la Transmaresme de Tomas Domingo del año pasado desde la Mutua en Cabrils. En 50 minutos me planto en la Mutua e inicio la bajada hasta Argentona, remonto la riera y empiezo la pista hasta Can Bruguera donde paso a las 9:50 h. con 21 Km. en la butxaca.



Menos mal del GPS, que uno es torpe para encontrar la ruta. Con tanto letrero no sabia por donde ir.



Sigo pista como si fuera al Santuari del Corredor hasta que 8 Km más tarde el track me indica un desvío, uno de los pocos corriols de la jornada puesto que hoy todo es pista. A partir de aquí todo es un sube y baja constante que me lleva hasta la carretera de Arenys-Vallgorguina-Sant Celoni. La cruzo y sigo por una urbanización hasta encontrar de nuevo la pista. El camino discurre subiendo hasta los 600 metros y bajando hasta los 500 m una vez y otra.

De lejos me pareció la bici del Adolfo pero cuando me acerqué ya vi que esta es más moderna.






Sobre el Km. 40 viene la parte más dura con rampas constantes durante 2 Km. del 16% que me hacen repensar la salida, pero como buen Ciclopata tiro palante, me tomo un gel a lo Norris, y tranquilidad que esto no es nada. El paisaje es bonito pero monótono, menos mal que el día acompaña, pues no se divisa ni una nube. Paso junto a la ermita de Sant Martí del Montnegre y decido aparcar la visita cultural para otro día.



Unos km. más y aparezco en el Coll de Can Benet que conocí en la pasada Transmaresme Ciclópata, aunque vengo por un camino distinto del que tomamos en aquella ocasión. Llevo ya 50 Km. En vez de coger para Tordera, cojo dirección a Horseninyà y por no bajar 200 metros dejo la visita cultural también para otro día. De ahí dejo de mirar el GPS y voy de cabeza hasta Santa Susanna donde llego 15 Km más tarde con algo menos de 5 horas de pedaleo.






Las piernas aún responden e inicio el regreso por la nacional II pero después de tanta tranquilidad entre bosques los coches son un coñazo, así que atravieso Pineda y cuando llego a Calella me voy directo a la estación de tren, 30 minutos más tarde ya estoy en casa dispuesto, aunque esta vez solo, a premiarme con una cerveza.

 


Cerveza merecida ya en casa

69 kms
1.737 m. desnivel +
4:56 h.
Media de 14 Km/h.


BY RACING-BCN

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada