dissabte, 26 de maig de 2012

Hasta el Tibidabo y volver más perdidos que el Adolfo en una pecera

--------------------------------------------------------------------------------



Salida concluida con éxito desde Vilassar de Mar hasta el Tibidabo y volver. Aunque han habido incidentes a destacar que han impactado negativamente en la fluidez de la salida, la aventura es la aventura. La cosa empieza ayer viernes cuando me planteo ir hasta la Font Groga, frente al Tibidabo y volver pero hacerlo por otra ruta de la habitual Ciclópata y el R1 se apunta.

Para ello me armo de cinco tracks y construyo con ellos sobre el mapa del ordenador uno de completo, dibujando a mano los enlaces entre ellos. La cosa parece sencilla, pero a la hora de la verdad es necesario aprender más sobre cómo funcionan estas cosas por el riesgo de perderse pues en esta ocasión no ha funcionado bien.

A las 7:10 nos encontramos el R1, yo y ¡sorpresa! el Juacs también aparece, pero me llevo una desilusión cuando me cuenta que ha quedado con un amigo y va a salir solo un rato y que no se viene con nosotros. Se le ve con una cara resplandeciente, el tío ya reconvertido a asalariado pudiente tiene que readaptarse a la vida de currante. Subimos por la pared seca y casi arriba vemos que el Juacs vuelve, y es que el ritmo currantil lo tiene en baja forma.

Subimos por la ruta habitual, Sant Mateu, atravesamos Font de Cera, Nou Pins hasta llegar casi al primer vigía, allí bajamos por la criminal hasta Santa Coloma de Gramanet, una bajada muy larga que da idea como es de subida y del porqué de su nombre. Paramos a hacer un café. Llevamos un ritmo muy alto y no viene mal parar un poco. Atravesamos el puente de Santa Coloma sobre el río Besós y todo recto atravesando la Meridiana, Río de Janeiro y subimos el Pg.Valldaura hasta la ronda en la plaza Karl Marx. Allí mismo empieza una pista llevadera por la que iremos remontando para Collserola. Subimos 100 metros de carretera y enlazamos a la altura del cementerio con otra pista que sin mucho desnivel nos dejará en la carretera de Horta a Cerdanyola con la sorpresa que solo debemos subir por ella 800 metros.

Ya en el corazón de Collserola tomamos la Av. de les Aigües, la pista que cruza todo el macizo y seguimos hasta la cadena donde nos desviamos a la derecha, la pista nos lleva sin sobresaltos a nuestro destino, la Font Groga. Hemos llegado en 3 horas clavadas. Allí reponemos agua, hacemos la foto de rigor con el móvil puesto que mi cámara, kilómetros antes, me ha avisado que sin tarjeta SD se niega a hacer fotos. Departimos con otros bikers que también están de paso, alucinamos con los hierros prehistóricos con los que algunos se atreven a subir al monte y empezamos el camino de retorno.




Aquí es cuando las cosas se han empezado a torcer. Primero deshacemos el camino aunque con una ruta inicial distinta, luego perdemos de vista el track que había dibujado y dudamos por donde continuar. Yo apuesto por un camino y nos acabamos perdiendo -si, hoy me ha tocado el papel de Adolfo- , aparecemos encima de Ciutat Meridiana justo en un mirador que hay delante de la autopista, allí divisamos el puente de Montcada por donde deberíamos pasar e intentamos llegar a él por pista, bosque a través, por trialera donde en una de ellas tengo una caída que definitivamente me enemista con Collserola, dos veces que voy, dos veces que me la pego!.

Acabamos de bajar y nos encontramos con la valla de la autopista, seguimos la valla un centenar de metros desmontados pues hay un precipicio peligroso hasta encontrar una pista que nos lleva al puente que cruza la autopista y nos lleva a Montcada y Reixach. Atravesamos el pueblo lentamente pues pasamos por una zona peatonal donde están haciendo un festival de nosequé hasta encontrarnos con el puente que atraviesa el río.

Allí valoramos el tiempo perdido y la hora comprometida de llegada y decidimos que en vez de remontar el Besós como teníamos previsto, remontamos la ctra. de la Roca para ganar tiempo. A ritmo de carretero, 32-34 Km/h. nos plantamos en Montornés donde cogemos una pista que bordea parte del Golf y nos deja en Vallrromanes. Al pasar por Can Maimó y ver su terracita con el día que hace, con las rodillas pidiendo tregua y en la mente una cerveza fresquita no podemos evitar tomar asiento y descansar unos minutos. La subida después de la cerveza se torna más difícil pero xino xano llegamos a la Creu de Can Boquet para bajar luego hasta Vilassar de Dalt, despedirnos y llegar a casa sobre las 13:30h.




5:10 minutos
81 Km.
15,4 Km/h. de media
1.750 metros desnivel +




Hemos perdido mucho tiempo bajando de Collserola e intentando encontrar el camino correcto, de otra forma podríamos haber llegado con menos prisa a la misma hora pero remontando el río Besós. La ruta de ida pienso que es la más plácida de las posibles pues aunque pasamos por calles de Barcelona se podía ciclar tranquilamente y los desniveles son muy asequibles sin grandes repechones. Llegar con 2:40 de pedaleo (3 h. reales con las paradas) al Tibidabo lo indica.

Lo del R1 es de traca. El tío tiene una lesión en la rodilla, está en tratamiento, no sale con la bici en 15 días y parece el Schumacher subiendo por la Rascasse. Ha ido marcando el ritmo casi toda la salida mientras yo rezaba padrenuestros para no descolgarme echando los higadillos.

Después de hoy me ha entrado pánico para la Transcatalunya. Perjudicado como he quedado y en la carrera esta tendré que hacer el doble de kilómetros! y el doble de desnivel! Soy hombre muerto con las rodillas desintegradas, quedan 2 semanas y me entra un yuyu que pa qué!

BY RACING-BCN

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada