dilluns, 30 de juliol de 2012

TURBÓN TOUR 2012

--------------------------------------------------------------------------------
Quería aportar mi granito de arena a la crónica, y sobretodo mi perspectiva personal en esta salida. La primera para mí, y un gran reto.



El viernes al llegar a Taüll bajo la lluvia, bajamos las bicis de los coches, y entre la charla de cervezas, comentando que si me pongo crema en la badana, que si el cullote va sin ropa interior y alguna que otra anécdota, nos íbamos haciendo a la idea de lo que teníamos por delante.







Conocer al vecino del Carles nos levantó el ánimo a todos, hasta yo me sentía Alberto Contador… eso estaba bien…

EL sábado, las cartas ya estaban echadas, por las previsiones meteorológicas que anunciaban frío y lluvia íbamos equipados con cubrebotas, camisetas térmicas, guantes de lana, chubasquero y demás, que hacían que la mochila pasara los 7 Kg…. A Quique le dijimos que de bufanda ni hablar, que no se podía ir con gorro y bufanda…

Después de unos kms, una vez merendada la primera subida fuerte, al llegar al único pueblo con “avituallamiento”, encargamos unos exquisitos bocadillos… tortilla sosa, jamón de piedra y fuet que se tira solo al suelo… Decidimos guardarlos para ver si con el calor del día se tostaba el pan y estaba más sabroso…






Reemprendemos ruta, subidas duras pero aun aceptables, hasta llegar al pueblo donde haríamos la parada para comer. Luego de ver varios enplazamientos, nos decidimos por comer en la puerta de la iglesia, el Adolfo prefirió la tranquilidad del cementerio… luego acojonados porque la puerta se abría sola, salimos por patas…

Reponemos agua y a por los “últimos” rampotes. Ahí yo ya no estaba muy fino, entre el Isostar efervescente, y el bocadillo del diablo, la cosa se me complicaba. El grupo, me daba ánimos para seguir, yo no podía articular palabra… Antes de que buscaran alguna piedra grande para hacerme dejar de sufrir, decidí reponerme.





Hacemos parada técnica para reponer líquidos, breve parada,y a por el último tramo.

Últimas cuestas, poco desnivel, pero constante. Con Xavi analizábamos seriamente asaltar una granja, robar un tractor y subir las bicis…Decidimos, por aquello del honor, aguantar lo que fuera hasta llegar. Adolfo con una sabia lectura del road book supo recortar unos metros que supieron a gloria. El tío maneja el Road book como nadie. No se perdió en ningún punto de la ruta!!! Además hacía de “enlace” entre Quique y Carles que iban en cabeza, y Xavi y yo que preferimos tomarlo con calma.

Unos kilómetros más y llegamos al balneario, cena, charlas,gin tonics algunos, y tempranito al sobre.

DIA 1

69 KMS
2243 MTS DESNIVEL
6,32 TIEMPO


A las 9 del domingo, previa adquisición de crema solar, que aparentemente tiene otros usos…. , salimos con la mira puesta en Pont de Suert,“sólo” nos quedaban dos rampotes.





Hicimos la primera cumbre sin grandes problemas, aunque un poco hartos de tanta piedra suelta. Ahí ya empecé a notar síntomas de cansancio. Xavi se había repuesto, o llamó a su hermano gemelo a que hiciera la segunda parte. Adolfo, Quique y Carles como si nada, Carles marcaba la punta y siempre lo veías arriba… Después de pasar el punto de control, retomamos la ruta conscientes de que era la última y la más dura.





Muchas piedras sueltas, rampas de 22-23% pero constantes, ni una bajada, y cuando la había con piedras sueltas que te dejaban los riñone spegados a las orejas… Ahí decidí desmontar y guardar fuerzas para el final.

Y aquí es donde quiero remarcar algo que me sorprende cada vez, el constante apoyo, con bromas de por medio, pero con muestras de la calidad del grupo, para mi fue clave para poder acabar la ruta, los constantes estímulos y el apoyo incondicional valen oro.

Llegamos todos en perfecto estado, no nos cayó una gota, no pinchamos una rueda, todo fue, nunca mejor dicho, rodado.

DIA 2

44 KMS
1258 MTS DESNIVEL
4,04 TIEMPO



BY VNESSIER

1 comentari:

  1. Felicidades a todos, pero estoy algo confuso y desilusionado, ¡ni una palabra de las rusas! Me da que más de uno se quedó durmiendo en la barra sin ni terminarse el gin-tonic.

    ResponElimina