dissabte, 20 d’octubre de 2012

Escampando la boira

--------------------------------------------------------------------------------

Hay una ruta que esta temporada nos ha dejado una marca imborrable de lo que es la bici de montaña, hay muchas más pero esta es especial por estar en la Serralada. Esa es la que hicimos el 2 de septiembre denominada “Ruta perfecta o casi perfecta” y que repetimos de forma acortada y con variaciones el 24 de septiembre algunos de nosotros. Hoy hemos repetido la segunda para nuestro disfrute de otoño.

El día no prometía mucho, aún de noche, la humedad calaba hasta los huesos aunque la temperatura era cálida y caían algunas gotas. En el poli de Premià nos hemos reunido Quique, VNessier y Racing en un sábado extraño pues habíamos montado la salida para acompañar a Norris que finalmente ha sido baja por causas ajenas a su voluntad.



En el poli charlamos un rato con el biker-Teià que había quedado con un amigo para hacer su salida y después de los 5 minutos de cortesía por si aparecía alguien más pasadas las 8h. iniciamos la ruta subiendo por los senderos paralelos a la pared seca para luego subir hasta el coll del porc y seguir dirección a Sant Bartomeu. La montaña parece de película de terror, una densa niebla nos rodea y empapa, nos cruzamos con ciclistas que aparecen de la nada pero poco a poco la niebla va desapareciendo.

Antes de llegar a Sant Bartomeu giramos hacia la trialera que va a la pista que sube a la antena de Cellecs, subimos un tramo de pista y nos metemos en la trialera que sale de una de sus curvas disfrutando de la primera bajada del día. Luego seguimos por la de los tablones donde empezamos a ver que la humedad puede ser peligrosa con tantas raíces mojadas. Vamos disfrutando del recorrido sin casi tocar pista entre senderos y trialeras inacabables hasta llegar a la roca de l’Oreneta donde paramos a descansar y comer algo.

Seguimos la ruta por fuertes rampas hasta encontrar el sendero que sale de la izquierda y que nos lleva dirección a la Roca sin dejar de disfrutar del bosque hasta llegar a la carretera que cruzamos para seguir por senderos hasta llegar a la pista que va hacia la Roca. Remontamos un poco de pista y nos dirigimos a la fuente de la Mansa donde cargamos los bidones para seguir hasta encontrar la pista que viene de la cantera de Orrius, giramos dirección Parpers hasta el sendero que sale a la derecha y que va al sacacorchos.

En vez de acercarnos al Javalí de Oro seguimos rectos hasta encontrar la trialera que baja y que habitualmente hacemos de subida para ir a la Torrassa. Un largo y variado descenso nos lleva de nuevo a una pista que remontamos para subir hacia Orrius, primero por una pista empinada y embarrada, pasando por el final de la trialera del Edu, para luego subir una exigente trialera y llegar a Orrius.


Como el pelotón se siente fatigado y salen vocecillas pidiendo clemencia, decidimos hacer el camino de vuelta lo más asequible y apacible posible por lo que bajamos hasta el pueblo y remontamos la pista hasta la Mutua, luego bajada de la Cabrilenca hasta la urbanización y luego bajada por el cementerio de Cabrils. El Quique se despide pues tenía compromisos y Victor y el menda siguen hasta la Concordia para recuperar fuerzas con cerveza y bravas, cortesía de VNessier, que con ese detalle ya está por derecho propio en la cúpula ciclópata.

46 Km.
3:53h.
1.290 metros de desnivel positivo acumulado


 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada