diumenge, 21 d’octubre de 2012

Salida a medias o media salida

--------------------------------------------------------------------------------
Las previsiones meteorológicas en otoño son solo para despistar, mucho ruido y pocas nueces. Todos pendientes del tiempo y el temporal y el domingo ha aparecido mojado pero sin lluvia, así que a las 8 nos reunimos el Norris, R1 y Racing con el impermeable por si acaso.

Salimos dirección Cabrils y empieza a llover por lo que nos enfundamos en plástico, subimos por el interior de la Mutua y a media subida la lluvia desaparece, el cielo parece despejar y seguimos nuestra ruta disfrutando de una temperatura cálida. Al llegar a la Mutua seguimos por la cuádruple: trialera de la cadena, enlace del Kiler, bruja y guapa hasta encontrar la pista que va hacia Orrius.

En vez de ir dirección al pueblo, giramos a la derecha para girar luego a la izquierda , 500 m. después y bajar hasta Clarà y seguir por su puñetera riera hasta el cementerio de Argentona donde hemos atravesado la carretera y el polígono industrial y meternos dirección a Can Bruguera, primero por la pista que sube más de lo que parece y luego por la preciosa trialera que nos lleva hacia el Oasis.

Las últimas lluvias han saturado el terreno y ya en las bajadas vemos que el barro elimina la adherencia y por ende el disfrute que da la confianza del control en la tracción y frenada. Después de ir con cuatro ojos en la bajada, la subida se torna también un poco más difícil de lo habitual buscando siempre la trazada con más adherencia y ausencia de raíces húmedas pero le da un extra de animación ante el esfuerzo.

Vamos directos hacia el Oasis, lo bordeamos y seguimos por una pista hasta un desvío a la derecha que poco a poco se convierte en una exigente trialera y allí, en la segunda rampa, la cadena de mi bici decide tomarse un respiro y se parte. La reparamos y aunque el bulón entra a la primera, recto y haciendo click, el resultado es desalentador y en la primera subida se vuelve a romper. Dos reparaciones más y la cosa no promete por lo que decidimos terminar la salida y volver por la riera de Argentona y camí del mig hasta el Espinaler.

En el Espinaler nos acompaña Adolfo que viene a animarnos invitando a una ración de croquetas calentitas y a departir las penas de los tres embarrados ya que hoy lluvia poquita pero barro, lo que se dice barro, para hacerse de oro vendiéndolo. He ido luego a lavar la bici a presión y aún tiene barro hasta para hacerle un peeling al cutis de mi suegra.

2:40h.
37 Km.
704 m. desnivel positivo acumulado


 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada