diumenge, 24 de març de 2013

Más sendas para sumar el acervo de senderos ciclópatas

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy nos ha salido una más que interesante salida recorriendo parajes conocidos pero desde otro punto de vista. La excusa era empezar por ir a buscar una trialera que una vez hicimos de subida medio perdidos después de no saber enlazar una ruta. Esta vez la intención estaba por ir a su encuentro para hacerla de bajada y luego seguir por otros senderos.

Quique, Adolfo, Norris, Batxi y Racing iniciamos la ruta puntuales desde Premià de Mar para subir por el interior de la Mutua en Cabrils y seguir el GR por los toboganes dirección Sant Bartomeu. Cruzamos la carretera y empezamos la breve subida que desemboca en una pista y luego en un sendero hasta la pista que viene de la cantera de Òrrius aunque tomamos enseguida un desvío a la izquierda que poco después nos llevará hasta el inicio de un sendero que se convierte en una excitante trialera rapidísima y larga de bajada con las marcas claras de la trazada a seguir, una excelente pieza de gourmet que se incorpora por derecho propio a la extensa colección de trialeras ciclópatas.

Una vez terminada la trialera seguimos por un precioso sendero por entre el bosque al que hemos bautizado como el sendero de los perros, que una vez nos enseñó el maestro Kiler-bike, aunque de bajada, hasta la pista del meridià Verd que baja hasta la Roca, descansamos un poco e iniciamos el bonito camino de regreso. Lo hacemos por un sendero conocido hasta la carretera que sube a Òrrius donde Batxi se despide. Luego seguimos por un sendero que poco a poco se va animando llevándonos primero por un single-track precioso y estrecho y luego por una zona muy rocosa que nos descubre una imagen distinta de la zona.

Estamos en una zona muy conocida por nosotros pero vamos descubriendo sendas preciosas que nos llevan hacia una subida muy técnica donde debemos caminar un tramo hasta encontrar la pista que sube desde la Pedra de l’Oreneta. Remontamos un tramo de pista hasta que a Norris se le ocurre desviarnos para enlazar con la bajada que hacemos hasta l’Oreneta, aunque hoy es de subida. Pese a la dificultad técnica que implica, la disfrutamos a placer subiendo entre trialeras de rocas.

Llegamos a una pista que nos acerca hasta Sant Bartomeu y como las piernas de algunos están algo resentidas decidimos tomar camino de retorno bajando por la Granota a todo trapo y luego por la trialera del Cactus a todo tren finalizando con unas buenas patatas bravas y unas cervezas en Can Rafart.

No hemos tenido incidencias hoy más que una mini caída de Quique, para variar, bajando el Cactus y consiguiente regocijo de Adolfo al adelantarle, y es que a estos hay que darles de comer a parte. Norris sigue con su plan de recuperación y hoy ya podemos decir que está al 90%, la próxima ya no hay excusa para meterle caña.

Los números de hoy engañan, pues no llegan a 1000 metros de desnivel positivo con 39 kilómetros en 3 horas, y es que buena parte del desnivel ha sido por zonas muy complicadas técnicamente, de las de disfrutar pero también de sufrir si las piernas no ayudan.

 
 


3 comentaris:

  1. Como el Racing es una persona muy docta, se cree que los demàs también lo somos, y nada mas lejos de la realidad, aquí os dejo la aclaración:

    acervo.

    (Del lat. acervus).

    1. m. Conjunto de bienes morales o culturales acumulados por tradición o herencia.

    2. m. Haber que pertenece en común a varias personas, sean socios, coherederos, acreedores, etc.

    3. m. Montón de cosas menudas, como trigo, cebada, legumbres, etc.

    ResponElimina
  2. Unes bones braves sempre van bé per refer-se de l'esforç :) Per cert, teniu tota la muntanya batejada jajaja ara s'harien de posar fites amb el noms de les trialeres.

    Força i pedals!

    ResponElimina
  3. No et pensis, que aixó de les fites ja ho habia pensat....jajaja, pero son els nostres noms, no son els de debó......Gràcies Joan

    ResponElimina