diumenge, 26 de maig de 2013

3ª BTT Llerona-Puiggraciós. La Bull

--------------------------------------------------------------------------------
Cuatre Ciclópatas hem anat avui fins a Llerona, al Vallès Oriental, per tal de participar a la tercera edició de la pedalada Llerona-Puigraciós. Sobre les 8 del matí ens reunim en Lapiero, Quique, Adolfo i Racing per tal de fruïr d’un diumenge de bici per noves contrades.
Preparant les màquines

Abans de començar ja ensumem que el Quique no les té totes doncs porta pedals de diferents tipus i un d’ells no hi ha manera de que pugui treure la bota del pedal. Hi posa oli i anem ja preparats a la sortida. Val a dir que es tracta d’una pedalada modesta en quant a número de participants, no se el número però no crec que arribin als 200 entre el recorregut curt i el llarg.
L'Adolfo en posición "Rossi"

Es dona la sortida a les 9h. I tenim uns 6 Km per una zona planera que passa per pistes agrícoles a la sortida del poble i bordejant per l’oest a La Garriga i a l'est de l'Admetlla del Vallès. El grup de davant van amb força i m’enganxo a ell a 30 Km/h però poc a poc em dono compte que les meves cames avui no estan per tirar coets, potser perquè porten en dos més 120 Km i 3500 metres de desnivell, així que decideixo anar amb calma i disfrutar del paisatge. La pedalada s’ha trencat en dos grans grups i em deixo caure en terra de ningú, entre un i l’altre. Els meus companys son al darrera.
Revisant, un cop més, els pedals del Quique

En quan deixem la civilització anem alternant corriols fantàstics amb pista forestal i de tant en tant amb trams de trialeres impossibles a on és necessari posar peu a terra i caminar uns metres. De tant en tant hi ha trialeres amb molta dificultat, força perilloses i la organització et dona la opció de triar entre la trialera o la pista, donant més volta.

De tant en tant tocava crear rierols i bassals
Poc a poc anem fent via cap el cim del Puiggraciós, tot i que la ruta no és directa fent constants puja i baixa ara per pista, ara per corriols, ara per trialeres amb pedres. El paisatge cada cop és més bonic i tot i que la pujada és constant s’agraeix la natura. Mentre pujàvem un de la pedalada m’avisa que ha vist al darrere a un company que va vestit com jo, així que afluixo per trobar-lo, és en Lapiero que ve amb bon ritme, així que ens ajuntem i anem fent via de pujada. Parem a un avituallament i fem junts la última pujada al cim del Puiggraciós, bé fins el avituallament que és al costat del Santuari de la Mare de Deu del Puiggraciós.

En Lapiero agafant forces al segon avituallament
Allà jo hem paro a xerrar una bona estona dons hi ha un familiar mentre Lapiero continua el camí, després de petar la xerrada i fer unes fotos reinicio la marxa, encara queden un parell de kilòmetres de pujada i on haig de parar fins a tres cops doncs la cadena ha agafat el costum de posar-se entre els pinyons i els radis i costa de treure. Un cop a dalt de tot toca la millor part del dia, una magnífica baixada, això si, plena de pedres i esglaons però amb vistes espectaculars als cingles d’en Berti. Paro a fer fotos i avanço a uns quants que van a peu, tot i que de tant en tant haig de recular a recollir el bidó d’aigua que li ha agafat avui per volar.

Encara quedaven pujades però la part forta ja estava feta, poc a poc anem fent via cap a Llerona passant per l’ermita de Sant Bartomeu de Mont-ras pujant al turó de l’Albocer i l’ermita de Sant Nicolau i anar a trobar la pista final que ens retorna al Consell del Poble sense poder agafar al Lapiero que ha estat el primer dels nostre grup en arribar amb un temps aproximat de 3:14h, tres minuts abans que jo. L’Adolfo arriba cinc minuts més tard i ens explica que el Quique anava força fluix.

Paissatges que demanaven retratar-los
Desem les bicis al cotxe i anem a buscar la preuada butifarra i compartir les impressions de la ruta, seiem amb un bon entrepà de butifarra calenta i un porró de vi i fins i tot repetim tiberi amb una llesca de pa amb un exquisit bull, marca de la cursa, tot esperant l’arribada d’en Quique. Passen els minuts, els quarts, i més i el Quique que no apareix.


Anem cap a l’arribada mentre megafonia anuncia equivocadament que ja han entrat els últims i un ciclista ens explica que ha vist al Quique fa molta estona amb problemes a la cadena de la bici. El truquem però no contesta, veiem arribar a un quad de l’organització que tanca la cursa però en Quique no hi és! Ens dirigim cap a la organització per avisar-los i en aquell moment apareix en Quique a la línea d’arribada i ens confirmen que encara queden 8 per arribar, així que no ha estat l’últim.

El recorregut ha estat molt bé per variat i per la zona que a tots ens ha agradat força, es d’aquells que agrairies repetir, a mes, els obsequis han estat fantàstics: 3 fuets i 2 bulls valen tres vegades un maillot i un pot de gomina al que estem acostumats!

En resum, tots hem disfrutat força de la pedalada a excepció d’en Quique que entre els problemes mecànics i que avui les forces no li responien se li ha fet un xic pesat. La organització ha fet una bona feina de marcatge del recorregut i gent força simpàtica a tots els punts conflictius dirigint el trànsit, als avituallaments i donant indicacions i ànims.

Han estat, segons les meves dades del GPS, 42 Km. amb 1.200 metres de desnivell positiu, assequible per tothom, amb pujades agradables i poques rampes impossibles, d’aquelles que a vegades fan maleir una ruta. 3:04 h. pedalant i amb la sensació d’haver aprofitat del tot el dia.


 


diumenge, 19 de maig de 2013

Naturaleza salvaje

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy hemos comprobado la fuerza de la primavera pues uno de los tramos lo vegetal invadía el sendero por el que transcurríamos sin ni siquiera ver la senda por la que debíamos ciclar, si a ello le sumamos que en un tramo el desnivel nos obligaba a tocar con el culo la rueda trasera la emoción estaba servida.

Quique, Víctor, Adolfo y Racing hemos esperado unos minutos a ver si sonaba la campana y Kiler-bike se asomaba por el poli de Premià de Mar y al ver que no aparecía hemos tomado dirección Cabrils para subir por el interior de la Mútua y una vez arriba seguir por la cadena por las variaciones habituales, enlace del Kiler, Bruja, un corto tramo de la Guapa para desviarnos en la primera curva e ir a buscar la Fea, paralela a la guapa pero más rota hasta llegar a Orrius.
 
Luego hemos seguido por el sendero que parte justo al cruzar la carretera y tomando la trialera de la derecha que poco a poco va remontando metros de sendero, siguiendo hasta encontrarnos con un depósito de agua para girar a la izquierda y seguir un single track muy estrecho que pasa pegado a diferentes propiedades con una vaya a la derecha y que como decía antes se va espesando hasta desaparecer entre la naturaleza. Es un tramo sorprendente y divertido que termina en un bosque donde cuesta mucho encontrar la trazada correcta.
 
Ya dentro del bosque hay que descender entre los árboles unos 20 metros para encontrar otro sendero que poco a poco se convierte en pista y que nos lleva hasta la pista que viene desde debajo de la autopista C60 y que va hacia Orrius, allí remontamos un centenar de metros para empezar la larga trialera de subida que nos lleva hasta casi el Coll de Parpers, aunque antes de llegar al Sacacorchos giramos a la izquierda para seguir el sendero paralelo a la pista.

Antes de empezar a bajar dirección a la cantera de Orrius, tomamos una pista a la derecha y la seguimos un par de kilómetros para encontrar una rápida, variada y excelente trialera de bajada que nos lleva hasta el sendero de los perros y luego hasta el Meridià Verd, la pista que viene de la Roca, la cruzamos y seguimos por el sendero que nos llevará hasta la carretera de La Roca a Orrius, cruzando la carretera seguimos por otra senda pasando por una cadena para hacer la ruta de regreso.
 
Toca remontar la Serralada, aunque al principio la senda sube y baja por parajes bonitos no tarda mucho en ser un viaje de solo subida, es un tramo muy variado con zonas limpias y otras con mucha piedra y que desemboca en una pista que todos reconocen pues está a dos minutos de la Pedra de l’Oreneta. Sin pararnos en la Pedra de l’Oreneta empezamos a remontar la trialera que siempre hacemos de bajada, es el tramo más difícil técnicamente con trozos de auténtico trial pero puede ser que es el que más disfrutamos, una buena subida plagada de piedras, raíces y continuos repechones con buena inclinación nos llevan dirección al Dolmen de Cèllecs siguiendo hasta llegar a Sant Bartomeu.
 
Luego, ya con la faena hecha, tomamos la pista pasando por la Roca d’en Toni y bajando hasta Vilassar de Dalt por la Granota y los laterales de la Pared Seca a todo trapo saboreando hasta el último suspiro la belleza que nos regala la Serralada del Litoral en forma de senderos y trialeras.
 
Suena redundante pero hoy todo ha ido sobre ruedas, incluso Quique y Víctor, que hacía semanas que no tocaban la bici, han llegado muy enteros, siguiendo el ritmo sin problemas, subiendo y bajando sin más incidencias, bueno, de vez en cuando Quique le daba por caerse, pero ya no le hacemos ni caso, ya no es anécdota, es lo normal, tampoco hablaremos de sus pedales pues es norma habitual tener que verlo ajustándolos cada dos por tres.
 
A lo tonto, sin más pretensión que disfrutar un rato de bici y de la compañía, hemos hecho 41 Km con 1.120 metros de desnivel positivo en 3:30h. de pedaleo que no está nada mal teniendo en cuenta por las zonas por las que hemos pasado donde la habilidad por mantenerse encima de la bici en subida es el mérito principal y donde la velocidad es obligatoriamente la de una hormiga, eso sí hormiga Ciclópata, que no es cualquiera, pues en la Pedra de l’Oreneta unos bikers casi nos hacen la ola al vernos remontar la trialera, la cual pensaban que la imposible de subir.
 
El próximo domingo más, aunque yo no estaré, pues estoy inscrito en la marcha BTT Llerona-Puigraciòs. Si alguno me quiere acompañar ya sabe.

 

diumenge, 5 de maig de 2013

Transmaresme Ciclópata 2013

--------------------------------------------------------------------------------
No ha estado nada mal la edición de este año de nuestra Transmaresme. Desde luego la mejor de las 3 en las que yo estado, aunque con muchas bajas que de una forma o de otra se dejan sentir en el grupo.

5 Ciclópatas (Batxi, Pelayo, Adolfo, Lapiero y Racing) a los que se han sumado 5 de los BTT Premià de Dalt (Xavi, Bomba, Sobrao, Alex y Edu) hemos iniciado la jornada tomando el tren dirección a Tordera para empezar la ruta a las 8 en punto de la mañana. La idea era seguir el recorrido del año pasado por lo que los primeros kilómetros han sido completamente llanos para empezar las primeras subidas hasta el Coll del Porc y las exigentes rampas siguientes que nos han llevado a la ermita de l’Erola.

Adolfo ha empezado algo flojo y a mí me dolían mucho las piernas, sin fuerza, por lo que nos hemos colocado a la cola del pelotón, poco a poco he entrado en calor y he recuperado sensaciones rápidamente, a Adolfo le ha costado un poco más pero luego ha terminado pletórico. Lapiero ha querido hacer una variación en el recorrido por lo que hemos hecho una visita a la ermita de Santa María del Montnegre añadiendo desnivel a la salida, luego hemos seguido hasta Sant Martí de Montnegre donde hemos parado a comer algo y descansar un poco.

A los pocos kilómetros Xavi Ruiz ha roto la cadena pero como va preparado para todo y es un manitas lo ha reparado en pocos minutos y ha podido seguir sin más incidencias. El grupo ha ido en todo momento bastante conjunto y aunque de vez en cuando parábamos a reagruparnos ha habido pocas esperas lo cual ha hecho disfrutar aún más de la ruta. También es cierto que rodar junto a los jóvenes del grupo, Alex (13 años) y Edu (15 años), nos ha dado un poco de chispa al resto, más que nada para mantener los galones y no dejarnos avasallar por su fuerza, y lo que nos ha costado!

A buen ritmo hemos ido devorando kilómetros y hemos parado un par de veces a descansar 5 minutos, primero tras las fuertes subidas de después de Collsacreu y luego a repostar agua en Can Bordoi. Poco después se ha despedido el Sobrao y el resto hemos remontado la urbanización Sant Carles y seguido el plan previsto. En la cima de Sant Mateu ha sido el Bomba que nos ha dejado y el resto hemos bajado por la pista de la cornisa para hacer la trialera de los extraterrestres y seguir hacia Font de Cera.

Allí Batxi ha tenido un problema con el cambio y solo podía mantener algo de tensión la cadena con el plato grande por lo que decide bajar por carretera y esperarnos en el puerto del Masnou. Ya quedaba muy poco y hemos completado sin más problemas el resto en pocos minutos al llegar a 9 Pins con Pelayo esprintando en la última subida para llegar el primero. Luego hemos bajado la pista hasta Tiana y luego por carretera hasta Montgat para tomar el paseo y encontrarnos con Batxi y buscar un chiringuito en la playa de Ocata para celebrar la excelente salida y reponer fuerzas.



Lapiero me pedía que pusiese nota a los nuestros tras la Transmaresme, como hice en la crónica del año pasado, y no hay duda que hoy ha sido de excelente para todos. Muchos no están acostumbrados a hacer rutas de esta exigencia y en tantos kilómetros es necesario superarse, pasar momentos buenos y otros de bajón y dudas y hoy todos nos hemos repuesto de los malos momentos como buenos ciclistas, siguiendo con voluntad hasta terminar lo que nos habíamos propuesto. Batxi se ha quedado a las puertas por una avería mecánica inoportuna pero los últimos kilómetros era quien en más motivado estaba y sin duda habría terminado sin despeinarse.

Quiero agradecer a los 5 compañeros de los BTT Premià de Dalt que nos han acompañado hoy, espero que hayan disfrutado tanto como nosotros puesto que es siempre un lujo rodar junto a ellos, tanto por calidad humana y como por cualidades ciclistas.

A mí me han salido 87 Km. con 2.100 metros de desnivel positivo nada despreciables en 5:40 h. de pedaleo con una buena media que contribuye aún más a la sensación de haber pasado un precioso día de bici. A ver si en la próxima podemos estar presentes más Ciclópatas.

dimecres, 1 de maig de 2013

Hoy por el Corredor subiendo por Llavaneres

--------------------------------------------------------------------------------
Era una ruta pendiente y ya no podíamos esperar mucho más, hoy tocaba llanear un poco por la playa hasta Llavaneses para remontar la población e iniciar la subida hasta el Corredor por mi camino preferido. Quique, Adolfo, Victor y Racing hemos realizado la salida de hoy subiendo dirección Santa Mónica, pasando de largo la pista de subida, para ir hasta la hípica de Llavaneres (Centro Ecuestre) remontar hasta las Masies de Llavaneres y seguir por unas buenas rampas que siguen.

Luego del primer calentón del día hemos tomado el camino a la derecha que poco a poco se convierte en un sendero que desemboca en otro donde se adivina una entrada a una trialera, al principio toca patear unos metros, luego la trialera se defiende con piedras lo que la hace divertida a la vez que puñetera hasta llegar a otro desvío donde un sendero más límpio nos remonta hasta un mirador con vistas espectaculares al Alt Maresme donde divisamos Arenys y poblaciones adyacentes y paramos para disfrutar de la vista y avituallarnos.



Quedan 5 minutos de subida algo técnica hasta coronar en un cruce de caminos en lo alto de la Ferradura, en pleno Montalt, para los que no lo conozcan podríamos decir que entre la Creu de Rupit y el mar. Allí a la izquierda empieza el sendero sin fin, un camino que empieza subiendo pero que luego baja con variedad de dificultad pero siempre rápido, algo así de casi 2,5 Km que cubrimos en menos de 8 minutos de disfrute hasta encontrar el GR-88 que tomamos dirección Can Bruguera.

En cuanto podemos nos metemos por un sendero para ahorrarnos pista y aunque lo hacemos a ciegas la cosa sale bien, un excelente corriol que nos deja en otra vez en la pista y nos ahorra desnivel, seguimos hasta las cercanías de Can Bruguera para tomar nuevos senderos y disfrutar de un recorrido conocido hasta la Font de la Moreneta, justo debajo de Can Bruguera para seguir el camino típico de la Transmaresme pero en dirección inversa hasta el desvío de Can Gaig.

Allí decidimos tomar camino de retorno directo con tres tramos preciosos. El primero un sendero que primero baja y luego sube donde encontramos bastante barro, luego otro que tiene más tramos de bajada que nos deja a los pies del Convento del Oasis para luego iniciar la bajada por la trialera típica dirección Argentona, aunque a medio camino nos encontramos con un grupo numeroso de ciclistas que nos hacen tapón y nos desviamos por medio del bosque por un sendero, que no lo parece, que nos ahorra el atasco.

Ya en la riera de Argentona tomamos rumbo a Premià por el atajo que va paralelo a la autopista y luego a la altura de la Petrocat nos lleva por carretera hasta el camí del mig donde encontramos a Xavi y a Miquel de los BTT Premià de Dalt y seguimos con ellos hasta Premià donde paramos para el último avituallamiento para reunirnos con el escayolas Norris y con Kiler que nos presenta a Lis, la nueva ciclópata junior.

Despedimos a Víctor que partirá mañana hacia las Américas, a Norris que le queda un buen tiempo para coger la bici mientras que nos quedan las buenas sensaciones de otra espléndida salida donde sólo hay que destacar, una vez más, las repetidas caídas de Quique, que desde que pasó un fin de semana con una chati no hay quien lo concentre!

Al final me han salido 58 Km. en 3:45 h. con casi 1.000 metros de desnivel positivo, en una ruta muy pistera en los primeros 20 Km pero muy entretenida en el resto con excelentes senderos en una zona que cada vez conocemos y disfrutamos más.