diumenge, 28 de juliol de 2013

El Cabrerés por las mil puertas

--------------------------------------------------------------------------------
5 Ciclópatas y 5 integrantes del BTT Premià de Dalt nos hemos reunido hoy para hacer una ruta por senderos por el Cabrerés con inicio y final en la pequeña población de Cantonigrós. Adolfo, Quique, Víctor, R1 y Racing por los Ciclópatas y Eric, Xavier Ruiz, Xavier Gascon, Sobrao y Alex por los BTT Premià de Dalt.

La ruta prometía paisajes bonitos y no ha defraudado, además nos ha regalado preciosos senderos que recorren una naturaleza voluptuosa con cingles espectaculares, vistas increíbles, bosques encantados y fauna diversa. Todo ello suma a una ruta que en lo ciclista no es muy exigente y con la salvedad que hay unos cuantos tramos donde es necesario poner el pie a tierra y patear un rato.

 
Solo salir de Cantonigrós empieza una subida tendida por entre el bosque y por pista que pronto nos descubrirá los encantos de la ruta con una bajada trialera que poco a poco nos acerca a las vistas espectaculares que ofrece esta sub-comarca dentro de Osona bordeando riscos y barrancos, a veces a tocar del vacío. Esta primera parte nos acerca al precioso pueblo de Rupit que saboreamos en un instante pues no hay mucho tiempo para pararnos.

 
Seguimos hasta encontrar Sant Joan de Fàbregues, pasando por el Salt de Sallent y hacer fotos en el Cingle de Pujolràs que nos acerca a Castellet. Más a delante encontramos tramos donde cruzamos prados inmensos sin sendero aparente hasta llegar a una zona algo estrecha donde la senda se queda en 2 palmos de ancho resiguiendo de muy cerca en el borde del espectacular Cingle de Casadevall, allí nos encontramos rodeados por cabras montesas que parecen más asustadas que nosotros.

 
Seguimos resiguiendo los riscos por el Cingle de Goleró hasta llegar al Far donde paradoms 5 minutos siguiendo por la cinglera de Clarà con vistas a la comarca de la Garrotxa a nuestros pies hasta llegar a las cercanías de la Salud donde Norris nos esperaba con agua fresca. Luego subimos hasta el Santuario y tras comentar la jugada unos minutos y admirar una vez más las vistas que nos ofrece reanudamos para hacer los últimos 14 kilómetros.Hasta aquí la ruta se ha hecho con una velocidad media baja, las paradas obligatorias para admirar el paisaje y hacer fotos y la dureza del terreno plagado de senderos revirados y trialeras lentas se han sumado a un problema con el cambio de Eric.

 
El resto de la ruta ha sido mucho más placentero por el tipo de recorrido, al menos a esas alturas del día, más pista nos ha acercado al Coll de Pruit y al Collet de Pixanuvies para luego subir por una larga tiralera de roca vista que ha hecho las delicias de los bikers más técnicos y aún con fuerzas, por allí reconocemos las señales de un GR que ya nos llevará de nuevo a Cantonigròs.


Ha sido una ruta de auténtico Mounain Bike en la que al menos yo me lo he pasado en grande y que hemos rematado comiendo antes de regresar para casa.


El nombre de las mil puertas se lo hemos puesto ya que los senderos pasan por infinidad de cercados donde pastan las vacas y entre cercado y cercado electrificado hay puertas, en ocasiones simples alambres, que uno debe abrir para pasar y luego cerrar. Al principio ha hecho gracia pero en la enésima parecía el cuento de nunca acabar, aunque de alguna manera nos ha servido para irnos reagrupando.

Los números de hoy han sido 45 Km en 4:10 de pedaleo con 1.250 de desnivel positivo acumulado.
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada