diumenge, 25 d’agost de 2013

Por Cèllecs en una salida corta pero con enjundia

--------------------------------------------------------------------------------
El día no amaneció muy veraniego y un viento de tormenta junto a buenos nubarrones parecían predecir malos augurios, pero al final se enderezó. Siendo agosto era una incógnita los que seríamos, aunque el día antes ya confirmamos algunos. Adolfo, Quique, Lapiero y Racing nos reunimos con la incorporación de Juan de Masnou, que ya ha salido alguna vez con nosotros.

Parece que hoy todo el mundo, por una cosa o por otra, apuesta por una salida corta. Yo tenía pensado hacer el Dragon Khan de subida pero de camino y viendo las nubes ya había pensado una alternativa. Así que sin pensarlo mucho nos vamos hacia Vilassar de Dalt para subir por la Pared Seca. Lo hacemos por el sendero lateral con la esperanza que con el esfuerzo cese el marujeo generalizado en el pelotón. Pero ni con esas, a estos les suben las pulsaciones, no pueden ni respirar pero no callan.

Hacemos los dos tramos de la Pared Seca de senderos y seguimos por la pista de la derecha hasta girar a la izquierda para subir por la Granota hasta la Roca d’en Toni. Luego nos acercamos a Cal Senyor para tomar el sendero que nos devuelve al GR-92. Frente al campo de tiro paramos a reparar un pinchazo en la rueda trasera de Quique lo cual da un poco de descanso tras la subida ininterrumpida.

Seguimos pista abajo, dirección Sant Bartomeu, y pasado el Pla del Fum giramos a la izquierda por la trialera que nos lleva a la pista que sube a la antena de Cèllecs. Pero nosotros bajamos hasta encontrar Can Sardà, allí empieza un bonito sendero, con una entrada muy cerrada, de estas que si no conoces el recorrido jamás entrarías a investigar. El sendero nos lleva hacia un cruce que la mayoría reconoce puesto que desemboca en la trialera de los tablones. A partir de aquí la ruta es más familiar enlazando senderos con buenas trialeras técnicas hasta la Pedra de l’Oreneta donde paramos unos minutos.

Aprovechamos la parada para revisar mi rueda delantera y apretar un radio con el que poco antes había tenido un golpe. Iniciamos el camino de regreso por la vía habitual aunque con una pequeña variación de una trialera de subida exigente que nos acorta un trozo de pista. Sin esperas vamos hasta la fuente de Sant Bartomeu y seguimos la pista para luego deshacer parte del recorrido de ida bajando por una variante de la Granota, donde Juan tiene una pequeña caída sin consecuencias.

Como no podía ser de otra manera acabamos la jornada ciclista al estilo Ciclópata, con cervezas y bravas, esta vez en el bar de la petanca en Premià.

37 Km en solo 2:45h. de pedaleo es lo que ha dado el día de hoy con solo 850 metros de desnivel positivo que hemos intentado que sean provechosos con varias subidas exigentes por su inclinación y por su dificultad técnica que siempre agradecemos. Y es que esta zona, repleta de grandes piedras siempre es una gozada ciclar remontando trialeras que en otro tipo de terreno serían imposibles.

Juan no las tenía todas de salir con nosotros pero, a su ritmo, ha podido completar como el resto la salida sin mayor problema aunque no está tan habituado como el resto a este tipo de recorridos.
 
 
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada