dimecres, 11 de setembre de 2013

Volta al Montalt

--------------------------------------------------------------------------------
Junto a nuestros amigos del BTT Premià de Dalt hemos aprovechado este miércoles festivo para hacer una salida con punto de inicio y final en Arenys de Munt haciendo una vuelta completa a la montaña del Montalt por senderos.

Nada menos que 13 ciclistas nos hemos reunido hoy: Lapiero, Víctor, R1, Quique y Racing por los Ciclópatas y Llavi, Uri, Alex, Eric, Bomba, Sobrao, Xavi y Mario por los de Premià de Dalt. El día no prometía demasiado, toda la noche lloviendo y amaneció con muchas nubes y ningún claro.

Nos dejamos llevar por el conocimiento de la zona de Lapiero, maestro corriolero, empezando por subir por el Castell Jalpí para enzarzarnos en senderos inacabables, primero de subida, luego de bajada dirección Sant Vicens de Montalt para volver a remontar un poco por alguna riera y terminar bajando en las cercanías Sant Andreu de Llavaneres.

Ha sido un excelente encadenamiento de senderos con alguna bajada complicada y donde hemos aprovechado para parar un rato a descansar en els Rocs de Sant Magí aprovechando para comer algo, antes de la bajada hasta la hípica de Llavaneres. Allí bajamos un pequeño tramo de pista e iniciamos la siempre distraída subida por Santa Mónica hasta coronar el GR-83 donde empieza a chispear un poco pero la cosa no irá a más y poco nos mojamos aunque el día es húmedo y en alguna bajada el frío está presente.

Nos vamos reagrupando a cada poco intentando mantener controlados a los fieras por delante, como Alex, y a los más lentos por detrás, mientras nos asombramos de las aptitudes de Mario, que con solo 11 años ya le quita las pegatinas a más de uno a pesar de dos caídas sin consecuencias.

Seguimos el GR poco menos que 1 kilómetro para remontar un largo sendero a la derecha que se deja subir, aunque tiene tramos algo técnicos, para alcanzar la Pedra de la Ferradura, casi en la cima del Montalt. Bajamos unos metros dirección la Creu de Rupit y tomamos un sendero a la derecha cuya entrada casi no se aprecia y que nos descubre otro recorrido divertido aunque de vez en cuando hay buenos repechones que superar y que nos deja en la casa abandonada de El Corral.

Poco después iniciamos la bajada final por un largo sendero precioso y muy ratonero que atraviesa un bosque húmedo hasta otro sendero que finalmente nos llevará en rápida bajada hasta la ermita de Lourdes, por encima de Arenys de Munt. Con la ruta concluida bajamos por la riera de Arenys hasta los coches rematando la jornada con unas cervezas y unas buenas bravas  en Cabrera de Mar.

No ha sido una ruta muy dura físicamente, pero el 90% del recorrido ha discurrido siempre por senderos y trialeras que siempre exigen un poco más. Han salido solo 27 km. con 910 metros de desnivel positivo acumulado pero con mucho buen rollo y diversión que es lo que más suma más en nuestras salidas.

Viendo la buena sintonía entre los dos grupos, no estaría de más ver la posibilidad de hacer más salidas conjuntas, de estas que hacemos a lugares distantes de nuestra zona común habitual. En la agenda queda pendiente una nueva ruta por els Cingles d’en Bertí y la Volta a la Mola.

 

1 comentari:

  1. una salida perfecta, corta pero intensa en la que todos hemos disfrutado a tope, gracias Ciclopatas !

    ResponElimina