diumenge, 24 de novembre de 2013

Recuperando la forma perdida con nuevos senderos

--------------------------------------------------------------------------------
Entre que el fin de semana pasado llovió y que por un motivo u otro hay quien se ha pasado tres semanas en el dique seco hoy tocaba una salida de recuperación de la forma física perdida. Habíamos planteado un recorrido algo duro al principio pero más rodador y tranquilo después para que nadie se quejara y al final salieron unos buenos números.

Nos reunimos Lapiero, Adolfo, Víctor, Quique y Racing, no está mal pues últimamente andábamos en mínimos. Salimos hacia Cabrils para subir por detrás del cementerio y seguir por las duras rampas de la pista que viene de Cabrera y sube hasta el mirador, cruzamos el sendero y seguimos subiendo por los dos tramos durísimos hasta los pies de la torre de vigía.

Allí empezamos a bajar enlazando trialeras, alguna en bastante mal estado con algún tramo rápido y divertido, remontando un tramo de pista hasta volver a bajar dirección a la riera de Clarà. En uno de los tramos, justo en la pista que baja hacia la riera, Lapiero recuerda una entrada a un sendero que no hemos probado aún, así que vamos a buscarla y finalmente nos deja en la entrada de una trialera que promete, muy estrecha y cerrada y con una buena inclinación nos deja en la fuente “del Gabatxo” que ya conocíamos.

En terreno ya conocido bajamos a la riera de Clarà para cruzarla y reponer fuerzas junto a la fuente de la urbanización. Luego remontamos hacia Orrius y sin pararnos tomamos el sendero habitual, el que pasa junto al bosque del tiro al arco, remontando hasta el Pla del Fum. Seguimos rectos para ir a buscar la trialera de Can Sardà dirección Vallrromanes, pero hacemos un nuevo invento y nos metemos por una pista que desemboca en una casa de payés y se transforma en un senderito para dejarnos cerca de la salida de la Puerta Verde.

Ya en las cercanías del Pitch&Puth subimos hacia el pueblo por la trialera que pasa por el final de la trialera del Arbol Caído remontando pista hacia el Pla de Teià y bajar por la trialera de la Moto Colgada hasta El Masnou donde hacemos parada obligatoria en los bloques para tomar una cerveza y las bravas de rigor.

A pesar de que la intención era la de hacer una salida tranquila, al final hemos llevado un buen ritmo completando 42 Km con casi 1.200 metros de desnivel positivo en 3:35 de pedaleo.



diumenge, 10 de novembre de 2013

Sant Pol de Mar – Premià de Mar

--------------------------------------------------------------------------------
Con el grupo bajo mínimos decidimos hacer una ruta diferente, así que Norris, Víctor y Racing tomamos el tren desde Premià de Mar hasta Sant Pol de Mar con la intención de hacer el viaje de regreso por montaña.

Salimos de Sant Pol con viento frío que no invita mucho a pedalear y como el restaurante Sant Pau de la Carme Ruscalleda está cerrado (aunque nos queda la duda si allí hacen butifarras a la brasa) decidimos no desayunar e iniciar la ruta prevista. Salimos del pueblo y subimos por una urbanización para seguir por una pista de tierra dirección a Canet de Mar, cruzamos un par de veces la autopista y pronto empezamos a remontar una especie de acequia que nos acerca a un bosque, allí empezamos la subida por un sendero limpio subiendo dirección a la Creu de Canet, es un recorrido que parece inocente pero que tiene sus buenas subidas y pronto entramos en calor.

Alternando senderos y pista pasamos de largo de la Creu de Canet y bajamos hacia Arenys de Munt, allí remontamos la riera hasta el merendero de Lourdes y cogemos un sendero en subida justo detrás del restaurante, se trata de un sendero inocente al principio pero que luego se va empinando y aparecen reguerones y raíces con los que distraernos el trayecto. Al final del sendero nos metemos en el bosque por otro sendero revirado que siempre sube y que nos deja en una pista junto al Corral del Forn.

Seguimos pista en subida hasta encontrar una zona soleada donde parar a comer algo para continuar por un sendero que tiene tramos de bajada y de subida que baja hasta la Creu de Rupit, aunque nosotros nos atrevemos en un giro a la izquierda por una fuerte subida en un sendero sucio que nos remonta casi a la Pedra de la Ferradura, con un tramo de pista llegamos y tomamos el sendero infinito que nos lleva hasta el GR principal dirección Can Bruguera.

Pasamos por la salida de la subida de Santa Mónica y vamos tomando los senderos que aparecen a la derecha alternando con algún trozo de pista, pasamos por la fuente de la Moreneta, justo debajo de Can Bruguera, para iniciar la bajada hacia la riera de Argentona enlazando un montón de senderos ya más habituales en nuestras salidas, pasamos por el Oasis y hacemos la trialera final con la variante de los cerdos, ese tramo que pasa junto a una apestosa (hoy más que nunca) granja de marranos.

Seguimos riera abajo pero hacemos la variante del Petrocat para hacer un tramo de carretera hasta Cabrera y tomar el cami del mig hasta el Espinaler donde llegamos a tiempo para coger mesa y hacer balance del día con unas bravas y una cerveza en la mano.

Sin duda es una ruta distraída y nada exigente que yo ya había realizado en solitario en un par de ocasiones pero que me apetecía compartirla con el grupo. A mí me han salido 45 Km. con 1.150 metros de desnivel positivo acumulado en 3:40h. de pedaleo a ritmo tranquilo.



diumenge, 3 de novembre de 2013

Ruta imperfecta

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy habíamos quedado con los BTT Premià de Dalt para hacer la ruta perfecta, un sinfín de senderos y trialeras que Norris inventó el año pasado, pero hoy no era el día propicio y salió la ruta imperfecta. Primero nos encontramos con muchas bajas ciclópatas y solo 3 acudimos a la cita: Norris, Adolfo y Racing, segundo, el personal estaba algo cansado después de la salida del viernes y eso se notó desde el principio. Además había la inquietud de terminar la ruta a una hora decente, algo que también condicionaba mentalmente el recorrido.

Con todo ello salimos del polideportivo de Premià de Mar para acercarnos a la Poma, en Premià de Dalt y recoger al resto del grupo. Se unieron Llavi, Xavier Gascón, Alex, Eric y el Bomba con su preciosa nueva montura. Decidimos obviar de la ruta la parte de Cabrils y subir por los senderos paralelos a la  pared seca, Roca d’en Toni, pista dirección a Sant Bartomeu y trialera de la izquierda justo después del Pla del Fum.

Allí tenemos un problema mecánico con el cambio de Llavi, partiendo la jaula que envuelve la rulina inferior y decide volver montaña abajo. El resto seguimos subiendo la pista que va hacia la antena de Cellecs pero tomando la trialera de bajada que sale de una de sus curvas. Luego hacemos una nueva versión de la trialera de los tablones siguiendo por los senderos que se suceden hasta la Pedra de l’Oreneta donde paramos un rato a comer algo.

Entre una cosa y la otra, el grupo no va muy unido y el ritmo no es muy fluido, hoy no hay sintonía. Iniciamos el ascenso hasta encontrar un sendero que nos llevará de bajada hasta la carretera de Parpers, la cruzamos y seguimos otro bonito sendero que nos lleva hasta una subida, típica de la prehistórica, que nos acerca a las inmediaciones de la urbanización Sant Carles. Antes aparece otra vez Llavi que se atreve a seguir pese a la avería, aunque la ilusión le dura poco y acaba con la patilla del cambio rota.

Allí Adolfo y Norris deciden que el resto de la ruta se les puede hacer muy cuesta arriba, aunque solo queda la subida a la Torrassa del Moro y luego bajar el Dragon Khan. A su deseo de abandonar se une el Bomba, así que dejamos al resto de BTT Premià de Dalt improvisando un remiendo a la bici de Llavi e iniciamos camino de regreso por Sant Bartomeu.

Llegamos con tiempo suficiente para disfrutar al sol de una cerveza y unas bravas, a las que el lesionado de Quique se une.

Ha sido una salida del todo extraña, puede que la ilusión y deseo de Llavi para hacer conjuntamente esta ruta nos forzara a aceptar cuando no era el día ideal para acometerla, seguro que otro fin de semana la hubiéramos podido hacer mucho más entretenida y completa pero hoy los astros no se han alineado.

Pese a todo, a nosotros nos han salido 47 Km. con 1.200 metros de desnivel positivo acumulado en 3:40h. de pedaleo, que no está mal para un domingo de noviembre donde parece que sea agosto pues los que nos hemos abrigado más de la cuenta pronto nos hemos tenido que poner de corto riguroso por la alta temperatura.


divendres, 1 de novembre de 2013

Collformic por carretera con sabor agridulce

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy tocaba una pequeña aventura, seguir incrementando nuestro conocimiento y exigencia con la bici de carretera para coronar Collformic, uno de los puertos más dulces del Montseny pero con los suficientes kilómetros y desnivel como para que supusiera un buen paso adelante en el grupo.

Finalmente solo somos 4 ciclópatas los que nos atrevemos. Adolfo, Quique, Norris y Racing iniciamos el recorrido con algo de retraso debido a un pinchazo tempranero de Adolfo que por suerte logra solucionar. A ritmo tranquilo nos acercamos a Dosrius para subir hasta Can Bordoi y luego bajar a Llinars del Valles donde tomamos la C-35 hasta la entrada de Sant Celoni.

Allí giramos a la izquierda dirección Santa María y Sant Esteve de Palautordera. Son tramos casi llanos donde aún dura las ganas de conversar y lo hacemos tranquilamente. Justo al atravesar  el río Tordera empiezan los 16 Km de subida. Ahí es donde los menos avezados en el ciclismo de carretera empiezan a entenderlo pues los piñones se acaban rápido.

Aunque no es un puerto muy exigente, la pendiente es constante en casi todo el recorrido, con algún pico del 10% que son solo repechones pues la mayor parte de la subida discurre por pendientes del 6-7% mucho más llevaderas.  Norris se queda atrás llevando su ritmo, el resto empezamos juntos aunque a mitad de subida Quique va cómodo y se adelanta mientras que Adolfo le cuesta encontrar su ritmo y se atranca en algún tramo.

El recorrido a mí me gusta mucho, divisando las cimas del Montseny y a medida que vamos subiendo el tráfico es testimonial por lo que aún se disfruta más. Divisamos el restaurante que hay justo arriba y parece pan comido pero no, parece que a cada curva nos alejemos un poco más, hasta que de pronto cuando lo volvemos a ver estamos a 100 metros.

Quique llega primero y Adolfo y yo lo hacemos 8 minutos después y nos vamos directos a la terraza del restaurante, hoy soleada y con buena temperatura, mientras esperamos a Norris que llega un poco más tarde. Hacemos un buen avituallamiento y a las 12h en punto iniciamos el camino de regreso. La bajada es larga y para disfrutarla pero al llegar a Sant Esteve de Palautordera nos encontramos un montón de gente paseando y en un paso de peatones decido parar, aunque de forma precipitada y Quique que no vio a tiempo el frenazo acabó por el suelo.

Parecía que no había sido nada pues después de la frenada el golpe ocurrió a muy baja velocidad pero enseguida se retorció de dolor, sin darnos cuenta teníamos encima a una auxiliar de enfermería, una policía local y un médico, salidos de entre la gente del pueblo, que atendieron a Quique mientras avisaban a una ambulancia. Poco después llegó y lo llevaron al Hospital de Sant Celoni donde por suerte le diagnosticaron solo una fisura en la costilla y puede que una buena contractura muscular en el tórax.

Luego, el resto iniciamos el camino de retorno en bici deshaciendo el recorrido inicial sin más consecuencias.

A mí me han salido 116 kilómetros en 5h. de pedaleo que han servido para saber que nuestros límites aún quedan muy lejos, aunque algunos se quejen. Hubiera sido un excelente día si las circunstancias hubieran sido otras, pero siempre estamos expuestos a accidentes y hay que asumirlo y celebrarlo si la consecuencia final es leve. Esperamos que la recuperación de Quique sea corta y volverlo a tener entre nosotros pronto, que este año aún le quedan muchas caídas por hacer aunque deseamos que sean sin ambulancia de por medio.

Bonus track