diumenge, 3 de novembre de 2013

Ruta imperfecta

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy habíamos quedado con los BTT Premià de Dalt para hacer la ruta perfecta, un sinfín de senderos y trialeras que Norris inventó el año pasado, pero hoy no era el día propicio y salió la ruta imperfecta. Primero nos encontramos con muchas bajas ciclópatas y solo 3 acudimos a la cita: Norris, Adolfo y Racing, segundo, el personal estaba algo cansado después de la salida del viernes y eso se notó desde el principio. Además había la inquietud de terminar la ruta a una hora decente, algo que también condicionaba mentalmente el recorrido.

Con todo ello salimos del polideportivo de Premià de Mar para acercarnos a la Poma, en Premià de Dalt y recoger al resto del grupo. Se unieron Llavi, Xavier Gascón, Alex, Eric y el Bomba con su preciosa nueva montura. Decidimos obviar de la ruta la parte de Cabrils y subir por los senderos paralelos a la  pared seca, Roca d’en Toni, pista dirección a Sant Bartomeu y trialera de la izquierda justo después del Pla del Fum.

Allí tenemos un problema mecánico con el cambio de Llavi, partiendo la jaula que envuelve la rulina inferior y decide volver montaña abajo. El resto seguimos subiendo la pista que va hacia la antena de Cellecs pero tomando la trialera de bajada que sale de una de sus curvas. Luego hacemos una nueva versión de la trialera de los tablones siguiendo por los senderos que se suceden hasta la Pedra de l’Oreneta donde paramos un rato a comer algo.

Entre una cosa y la otra, el grupo no va muy unido y el ritmo no es muy fluido, hoy no hay sintonía. Iniciamos el ascenso hasta encontrar un sendero que nos llevará de bajada hasta la carretera de Parpers, la cruzamos y seguimos otro bonito sendero que nos lleva hasta una subida, típica de la prehistórica, que nos acerca a las inmediaciones de la urbanización Sant Carles. Antes aparece otra vez Llavi que se atreve a seguir pese a la avería, aunque la ilusión le dura poco y acaba con la patilla del cambio rota.

Allí Adolfo y Norris deciden que el resto de la ruta se les puede hacer muy cuesta arriba, aunque solo queda la subida a la Torrassa del Moro y luego bajar el Dragon Khan. A su deseo de abandonar se une el Bomba, así que dejamos al resto de BTT Premià de Dalt improvisando un remiendo a la bici de Llavi e iniciamos camino de regreso por Sant Bartomeu.

Llegamos con tiempo suficiente para disfrutar al sol de una cerveza y unas bravas, a las que el lesionado de Quique se une.

Ha sido una salida del todo extraña, puede que la ilusión y deseo de Llavi para hacer conjuntamente esta ruta nos forzara a aceptar cuando no era el día ideal para acometerla, seguro que otro fin de semana la hubiéramos podido hacer mucho más entretenida y completa pero hoy los astros no se han alineado.

Pese a todo, a nosotros nos han salido 47 Km. con 1.200 metros de desnivel positivo acumulado en 3:40h. de pedaleo, que no está mal para un domingo de noviembre donde parece que sea agosto pues los que nos hemos abrigado más de la cuenta pronto nos hemos tenido que poner de corto riguroso por la alta temperatura.


1 comentari:

  1. la verdad es que hay días en que las cosas se tuercen y por mucho que lo intentes no hay manera... hoy no ha sido ni mi día ni el vuestro por una serie de circunstancias; al final con una marcha única engranada con plato mediano y una corona de piñón más bien grande he podido subir hasta la Torrassa junto con Eric, Xavi Gascón i Àlex sin problemas, hemos estado incluso en la salida de la carrera de descenso que se celebraba como cada año por estas fechas, hemos bajado por el Dragon Khan con una caída por fortuna sin consecuencias de Àlex y luego desde Dosrius hemos ido bajando por la riera en dirección a Argentona, aquí he cambiado mi singlespeed a plato grande y piñón pequeño, a la altura de la autovía de Parpers me he despedido de ellos y con paciencia y volviendo al desarrollo corto he remontado toda la carretera antigua de Mataró-Granollers hasta la Collada de Parpers donde había dejado el coche aparcado; almenos he podido saciar en gran mediada mis ganas de bici para este domingo y el madrugón ha servido para algo... bajando he disfrutado mucho y me sentía en la gloria... en tramos llanos y de subida me sentía desgraciado... en fin, así es la vida, hay cosas que no se pueden evitar...

    ResponElimina