diumenge, 1 de desembre de 2013

Otro clásico Ciclópata en un día con menos frio del esperado

--------------------------------------------------------------------------------
Las últimas semanas han sido complicadas para las salidas en bici, entre frio y agua, no había quien se atreviera a salir, pero hoy ya tocaba un cambio. Así que con menos frio del esperado nos hemos reunido Batxi, Quique, Adolfo,  R1, Norris, Racing y Xavi como invitado especial e iniciamos la ruta de hoy.


Vamos iniciando el recorrido más anodino de la jornada dirección a Alella para luego subir por  el camino paralelo a la carretera de Font de Cera para luego atravesarla y tomar la riera que nos lleva hasta el GR-92 donde remontamos escasos 500 metros para coger un sendero que nos lleva hasta la pista que sube desde Vallromanes aunque nosotros nos dirijimos hasta el sendero que hace la bajada más entretenida.

Cruzamos el pueblo y después de la urbanización subimos un tramo de sendero para ir a buscar la trialera del árbol caído, un tramo que aunque alejado de conexiones con otros senderos siempre nos atrae. Una vez en la pista remontamos un poco de desnivel pasando por el Pitch&Putt y el restaurante Can Maimó para girar a la izquierda por la pista de los pilares, con sus buenas rampas hasta encontrar a la derecha un sendero que primero sube, luego nos obliga a traspasar unos cuantos árboles caídos para empezar una buena subida, en ocasiones bastante técnica y devolvernos a la pista original.

Subimos hasta Cal Senyor para subir por el sendero que empieza en su puerta y que nos lleva hasta el campo de tiro, justo en el GR. Avanzamos un poco y giramos a la izquierda para empezar la trialera de la casa abandonada justo por la parte más alta hasta Can Blanc. Un poc más arriba de la pista iniciamos otra serie de senderos que nos ha llevado hasta la cadena justo al lado de la Mutua.

El objetivo era acabar la ruta en Cabrera de Mar y por ello seguimos el guión Ciclópata, yendo a buscar el rocódromo para parar un par de minutos en el mirador del Castell de Burriac y seguir hasta la pista que viene de Argentona y sube al castillo, nosotros, ceñidos al guión la atravesamos y tomamos un nuevo sendero, el que llamamos camino de Mordor, con sus buenas inclinaciones al principio, y el sendero estrecho plagado de raíces después.

Terminado este punto tenemos un despiste y Xavi se nos despista, después de una deliberación y dudas decido bajar a buscarlo dirección Argentona mientras que el resto realizan la bajada prevista. Nos encontramos en la terraza de Can Rondón, en Cabrera, para comentar la salida sentados y una cerveza en la mano, y las paratas bravas que no falten.

Como bien dice el título, ha sido una salida típica Ciclópata, dando prioridad a los senderos, y en esta ocasión aquellos que más nos representan por su tipología y zona donde están ubicados. A mí me han salido 44 Km. con 1.200 metros de desnivel positivo acumulado en 3:35 h. de pedaleo con un ritmo asequible donde todo el mundo ha podido disfrutar sin desfallecer.

Por suerte, la climatología ha acompañado, el sol se ha impuesto para alegrar aún más la jornada, no hemos tenido problemas mecánicos ni caídas y hemos conocido a Xavi, un experimentado biker que esperamos coincidir en alguna ocasión más.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada