dimarts, 25 de febrer de 2014

Mirador de Cabrils

--------------------------------------------------------------------------------
Seguimos sumando kms y desnivel para poder enfrentarnos al reto de terminar la Transmaresme de Tomas Domingo con dignidad, con rampas y calambres, pero con dignidad.

El pasado miercoles salí con R1, subiendo por Teià, bajando a Vallromanes por la trialera, subiendo de nuevo al Pla de Teià, haciendo toda la subida de la Cornisa hasta Sant Mateu, el Vietnam y bajando a Premià por trialera de pared seca. Salieron unos buenos 26 kms y 650 mts de desnivel a buen ritmo.

El viernes junto con Racing y Vnessier nos lanzamos a uns buena aventura hasta el Santuari del Corredor, como ya narró Racing en su crónica, 65 kms y 1300 mts de desnivel.

El domingo, junto con Kike, Adolfo y Racing la salida oficial Ciclopata llena de buenos senderos por Parpers, otros 50 kms y 1250 mts.

Y hoy martes, junto a Vnessier salimos de Premià hasta Cabrils, subimos hasta el cementerio, seguimos por la pista hasta el mirador, donde paramos un momento a gozar de las fantasticas vistas, seguimos por el sendero hasta la pista, y continuamos por el gr dirección al pla de Teià, unos tramos por pista y otros por senderos, para terminar bajando por la trialera de la moto colgada versión 2.0 hasta Premià. Otros buenos 26 kms y 650 mts de desnivel acumulado.






Ya quedan menos de dos semanas y esperemos que el tiempo nos acompañe y no nos llueva para poder llegar en la mejor forma posible a este reto mayusculo para algunos de nosotros.

BY NORRIS


diumenge, 23 de febrer de 2014

Norris de punto en blanco

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy Norris estrenaba botas, unas SIDI blancas relucientes, pero para que todo el mundo apreciara su nueva adquisición se presentó con calcetines blancos inmaculados. Y como era de esperar ha sido motivo de cachondeo generalizado, el tío iba como un pincel, aunque poco le ha durado la alegría pues en el primer charco se le ha estropeado el atuendo.
La botas nuevas de Norris estrenadas con un poco de barro

Por sorpresa hoy se presenta Killer, aunque poco nos ha durado. Junto a él y a Norris, Kike, Adolfo, Batxi y Racing iniciamos nuestra andadura dominguera para a ritmo tranquilo ir hacia a Cabrils subiendo por el interior de la Mutua con el objetivo de probar de seguir un track, aunque pronto decidimos seguir nuestra propia ruta.
Kiler bike, nos raciona su compañía.

Así que después de un despiste bajamos la trialera de la cadena justo al coronar la Mutua para luego deshacer un tramo y tomar la bruja que nos deja en la guapa. Allí Kiler se despide, bajo de forma, o eso dice él. Nosotros bajamos hasta Òrrius y remontamos la trialera del Pelayo hasta la pista de Sant Bartomeu de Cabanyes donde esta vez es Batxi quien se despide que debe regresar pronto a casa. El resto seguimos hasta la ermita, atravesamos la carretera y enlazamos senderos dirección a La Roca, en uno de los senderos giramos a la izquierda por un lugar que descubrimos hace unas semanas y donde nos perdimos.

Investigamos el sendero y en una intersección decidimos tomar un desvío a la derecha por donde no habíamos pasado desembocando en una trialera llena de piedras que ya recordamos. Desde allí enlazamos tramos que conocemos para terminar en uno de los pequeños túneles que atraviesan la carretera de Parpers, tocando a La Roca. Seguimos por entre prados para alcanzar el pueblo de Santa Agnes de Malanyanes donde paramos unos minutos al sol para comer algo.

Reemprendemos la marcha siguiendo caminos típicos de la marcha Prehistòrica pasando por los típicos senderos de la zona, preciosos siempre con tantas hojas en el suelo y los inmensos árboles alrededor. Remontamos la montaña sin grandes desniveles y poco a poco vamos reconociendo mejor el camino de regreso hasta coronar la urbanización Sant Carles.

Allí realizamos en sentido contrario unos excelentes senderos que hace poco descubrimos y que nos llevan hasta casi la cima del Coll de Parpers, atravesamos la carretera para incluir otro tramo excelente de senderos, también en sentido contrario del que conocíamos, por entre el bosque que zigzaguean en una constante pero asequible subida permitiéndonos fundirnos en alma con la naturaleza que nos rodea.
Majestuosa vista de invierno

Llegamos a la pista que viene de la cantera de Òrrius y deshacemos el camino pasando una vez más por Sant Bartomeu para pasar junto a la Roca d’en Toni y bajar por la Granota y luego por la trialera del Cactus hasta Vilssar de Dalt.

Y así, improvisando sobre la marcha, hemos cumplido con nuestro objetivo, una salida con excelentes senderos con 50 Km y 1.250 metros de desnivel positivo acumulado en algo menos de 4 horas de pedaleo a ritmo llevadero que nos ha permitido ponernos al día los unos con los otros, que al final todos disfrutamos del pequeño desafío de este deporte cada domingo pero acabamos apreciando más la relación personal que nos une. Un grupo dispar, como todos, pero que entre el bosque y en bici nos convertimos en una pequeña gran familia.

He disfrutado mucho de toda la salida, pero ha sido en el último tramo y bajada del día cuando hoy  he sentido que realmente vale la pena cualquier, aunque mínimo sacrificio para estar allí.  Los cuatro bajando por la trialera del cactus a buen ritmo, con no más de 10 o 15 metros de distancia entre unos y otros, pasando por raíces, escalones, pequeños saltos, curvas, sintiendo ese flow que llaman los americanos, esa sensación de dejarse ir, que todo es fácil, que estás en una atracción del mejor parque temático del mundo, confiando en la trazada del que te precede, cuando esa comunión de la que hablaba se ha completado.


dissabte, 22 de febrer de 2014

Con frío y calor hasta el Santuari del Corredor

--------------------------------------------------------------------------------
Con la vista puesta en la Transmaeresme de Tomas Domingo del próximo 9 de marzo, Norris ha programado alguna salida extra para poder llegar algo mejor de forma. Hoy nos hemos unido junto a él Víctor y Racing. Aunque R1 tenía intención de acompañarnos pronto ha visto que no tenía un buen día y ha regresado hacia casa.
Subiendo por la Font del Dirol
El objetivo era ir por el camino habitual hasta el Santuari del Corredor, es decir por Parpers y volver por la parte del Maresme, hacia Can Bruguera. Empezamos subiendo por la Pared Seca intentando poner algo de ritmo a la salida, ya que se trataba de hacer un buen entrenamiento. Tenemos calor, mucho calor, nos hemos equivocado de estación, esto no es invierno.
Norris, más fresco que una lechuga

Tomamos el camino del la Font del Dirol para llegar más directos a la Roca d’en Toni. Una vez arriba seguimos hasta Sant Bartomeu de Cabanyes para ir a buscar la pista que viene de la cantera de Orrius. Tomamos el sendero paralelo hasta Parpers y alcanzar la urbanización Sant Carles.

En vez de subir hacia la urbanización cogemos a la izquierda el sendero que empieza en un prado y luego vamos empalmando otros buenos tramos por entre el bosque que finalmente nos llevan hasta la carretera junto al Breinco y toca la subida hacia la Torrassa del Moro. Subimos aún frescos intentando forzar el ritmo. Bajamos hasta Can Bordoi donde paramos unos minutos a descansar y comer algo. Tenemos hora de regreso y no nos distraemos mucho, así que empezamos la larga última subida.
Víctor, siempre reservando

Al pasar por Can Bosch empieza a llover, y yo sin chubasquero. Seguimos y empieza a caer granizo, paramos 2 minutos en un merendero mientras esperamos a Víctor que se ha retrasado, y continuamos. La lluvia va y viene pero a ratos es intensa y en medio de la bruma coronamos el Santuari del Corredor, el frío empieza a ser notable, no paramos y seguimos para buscar el camino de regreso. Poco antes vemos que en la vertiente a la que nos dirigimos hay una buena tormenta, por suerte cuando pasamos lo gordo ya ha pasado, una buena granizada  ha dejado la pista blanca como la nieve.
El día ha cambiado. Desde el calor primaveral a la lluvia y frío en un rato

Parece que vayamos pisando huevos, la bici es inestable pero seguimos, por suerte este tramo es mucho más llevadero que el anterior, tramos en llano y en bajada. El frío se hace intenso bajando a la Creu de Rupit y la lluvia sigue yendo y viniendo. Mantenemos el ritmo aunque la hora se nos echa encima por lo que antes de la subida que nos lleva a Can Bruguera decidimos bajar a Mataró por unos senderos y hacer el tramo final en llano.
Norris llegando al Santuari del Corredor entre la niebla

Ya con la luz puesta, pues entre el bosque la luz natural ya no es suficiente, bajamos dirección Mataró hasta que poco antes de llegar a la Carretera de Mata a mí se me enreda la cadena de una forma extrañísima y me impide continuar. Menos mal que ya todo es bajada hasta Mataró, tomamos la carretera en descenso y en la rotonda de debajo de la autopista los despido para que puedan continuar pues yo no puedo dar pedales y llamo para que me vengan a buscar, aún sigue la lluvia.
Menos mal que el granizo cayó pocos minutos antes de que pasáramos por aquí

Desde luego ha sido una buena salida, plácida si el tiempo hubiera acompañado y con regusto a aventura con las condiciones en las que nos hemos encontrado. Hasta que los he dejado me salían 50 Km. así que ellos habrán terminado con al menos 65 Km. que valen por un buen entrenamiento, no por la distancia, si no por haberla hecho a un ritmo que ayudará a tener una buena adaptación a esfuerzos futuros, que la Transmaresme es dura de narices y se agradecerá todo entrenamiento posible.

Mi cadena más retorcida que la carretera de Tossa

diumenge, 16 de febrer de 2014

Reencontrando a Lapiero

--------------------------------------------------------------------------------
Hacía ni se sabe cuánto que Lapiero no se unía un domingo con nosotros. Le ha dado por meterse en el mundo del Tamborí con su hijo y no le vemos el pelo, del poco que le queda. Así que con tanta sequía bicicletera no podíamos abusar de él y planteamos una ruta suave y llevadera.

Junto con Lapiero nos unimos Norris, Adolfo, Quique y Racing. Vamos hacia la riera de Teià por un sitio distinto del habitual, guiados por Quique, subimos hasta el GR y vamos dirección a Alella. Tras cruzar Font de Cera, en vez de subir por el camino habitual, tomamos un sendero en bajada para luego remontar unas buenas subidas de la urbanización Alella Park donde mi GPS marca un desnivel de 25%, algunos la suben haciendo el tonto, digo eses.

Una vez pasada la cadena que da por terminada la urbanización seguimos por la pista rota de  la derecha, que sigue subiendo hasta una torre de electricidad en lo alto. Seguimos por la pista dirección Barcelona hasta encontrar una bajada que va hacia Santa María de Martorelles. Realmente la ruta estaba montada exclusivamente para hacer una vez más esta bonita bajada. Así que pasamos de la pista para tomar un sendero paralelo, donde siempre hay un charco e ir enlazando tramos magníficos de bajada que nos dejan justo detrás de Santa María de Martorelles, un poco más abajo de la Font de la Mercé.

Los caminos de regreso habituales tienen una buena inclinación y como hoy no tocaba hacemos un tramo de enlace mucho más llevadero pasando por detrás de Montornés hasta Vallromanes  donde paramos a descansar un rato.

Cogemos un sendero que empieza paralelo a la riera de Vallromanes y que nos lleva hasta el inicio de nuestra conocida trialera del Árbol Caído. Primero toca subir un poco y luego disfrutar por entre el bosque en bajada hasta casi tocar el Pitch & Putt.  Luego encaramos la subida de Can Nadal por la urbanización y después del asfalto nos desviamos a mano izquierda para acabar de remontar el desnivel por la trialera de Can Sardà.

Vamos siguiendo hasta el Pla del Fum, remontamos la pista pasando por el campo de tiro y la roca d’en Toni para bajar por la Granota en una de sus versiones y luego hacer un nuevo tramo de la trialera del Cactus hasta Vilassar de Dalt.

Al final han salido 40 Km bien buenos con 1.150 de desnivel positivo acumulado en 3:15h. que dan para un domingo aprovechado con el reencuentro de Lapiero.


divendres, 14 de febrer de 2014

SUMANT KMS

--------------------------------------------------------------------------------
Divendres per la tarda es un dels dies que puc sortir amb la bici i fer kms i desnivell que sumin per poder acabar la Transmaresme que ja es molt a prop, i amb aquesta idea he sortit. S'han afegit un parell de Ciclopatas i així he pogut disfrutar encara mes de la ruta.

La idea era tornar a arribar al Santuari del Corredor i tornar per Can Bruguera i amb aquesta idea sortim de Premià el Batxi i el Norris, a las 3 de la tarda direcció a Vilassar de Dalt on ens trobem al R1 2003.


Esperant al R1


Comencem a pujar per l'interior de la Mútua amb una calor inusual per aquestes dates, 19 graus marca el ciclocomputador. Suant de valent arribem al gr i l'agafem de baixada direcció a Argentona. No el fem tot, ja que a mig camí comencem a enllassar corriols i trialeres que ens deixen a la riera de Clarà.

Per la riera arribem a la carretera i la creuem, per agafar la riera d'Argentona fins a Bell Racó. Creuem la carretera de Parpers i pugem per pista, primer i per corriols, després fins l'urbanització de Sant Carles, val a dir, que ens hem perdut una mica amb tants corriols que hi han, però la meva superexperiencia adquirida tots aquests anys m'ha fet trobar el bon camí.

Un cop dalt de tot, he dubtat una mica si girar a la dreta o a l'esquerra en una pista i he errat, hem baixat per una pista pensant que ens duria a la carretera de Llinars, a l'alçada de l'empresa que gestiona la cantera, però desseguida he vist que baixavem massa i que ens duria prop de Dosrius.

La ventatge de no usar gps, es que et perds però descobreixes nous camins i nous corriols, en aquest cas, una trialera espectacular, crec que en Batxi i en R1 no pensaran el mateix, però a mi m'ha agradat moltissim, hem de tornar a fer-la, i un poc més a baix he vist un corriol que promet.

Al Canadà


Com que s'ens ha fet tard, hem hagut que modificar el pla inicial que ens duria al Corredor, així que, fent la barreta al Canadà, decidim pujar el Canadà, pujar el Dragon Khan fins la Torrassa i tornar per l' urbanització de Sant Carles, per supost per corriols interiors fins a Sant Bartomeu.

La Torrassa


I això hem fet, a bon ritme de seguida hem arribar a l'hermita i per pista arribem al camp de tir, Roca d'en Toni i trialeres parale.les a la pared seca fins a Premià.

No hem fet els kms que esperabem, però per contra hem disfrutat de molts corriols tant de pujada com de baixada que, al fi i al cap, es el que més ens agrada.

49 kms
1280 mts desnivell
3,39 temps

BY NORRIS

diumenge, 9 de febrer de 2014

Repetimos Cabrilenca pero con añadidos

--------------------------------------------------------------------------------
La semana pasada pudimos disfrutar de una excelente salida junto con Manolo pero solo fuimos 3. Una salida que me sorprendió muy agradablemente pues nos permitió descubrir nuevos senderos de gran factura y como entre nosotros no hay secretos, y hoy que éramos unos cuantos más, era un día ideal para compartir algunas de estas sendas.

6 Ciclópatas nos juntamos hoy, que en nuestro grupo no está mal para ser invierno. Batxi, Norris, Quique, R1, Adolfo y Racing vamos dirección a Cabrils para subir por el interior de la Mutua para luego seguir por pista, alternando con algún sendero, hacia Sant Bartomeu de Cabanyes. Cruzamos la carretera con la intención de seguir el track de la Cabrilenca 2013 pero con una versión más suave y aderezada por otras alternativas ya conocidas por alguno.



Así que tomamos el camino directo hacia la pista que viene de la cantera de Orrius para empezar con el primer sendero del día, que parte de una cadena, que sorprendentemente esta semana ya no está, y que deja boquiabiertos a los que no lo conocían. Un sinfín de curvas de 180 grados por entre el bosque en leve bajada que parece que no se acaben nos da la bienvenida a un buen día de bici.


Vamos siguiendo senderos que conforman parte del track, y otros tramos que no, rodeando la urbanización Sant Carles para luego empezar la bajada hacia el Bell Racó, que tiene su truco, pues primero descendemos por un sendero rápido por donde a veces subimos, pero luego toca remontar un buen tramo de pista para hacer la bajada final.


Una vez abajo, tomamos la directa a buscar la riera de Argentona y realizar el resto del trayecto con el mínimo desnivel posible, pues alguno ya se quejaba que no tenía el día e incluso había amenazado en abandonar al grupo. El señor de los mocos, alias Norris, el primero, con su ya conocida cantinela “Ay! Que no puc!”. Pero luego es el que acaba la jornada esprintando.


Terminamos una excelente jornada de senderos rápidos y algunos jodidamente empinados de subida, con 45 km entre las piernas con algo más de 1.000 metros de desnivel a la manera Ciclópata, una buena cerveza y unas patatas bravas que ayudan a dar vida a estos domingueros del que formo parte. Y lo bueno es que hoy el ritmo ha sido bueno, sin esperas en apenas 3 horas de pedaleo lo hemos finiquitado y encima nadie ha pinchado, ni se ha caído, esto ya no es lo que era!



diumenge, 2 de febrer de 2014

Cabrilenca al barro

--------------------------------------------------------------------------------
Aunque el título pueda parecer que se refiere a una receta de cocina, podéis también adivinar a lo que me refiero. Hoy habíamos pensado en hacer una ruta más allá de las que habitualmente hacemos y ver si podíamos conocer nuevos senderos siguiendo el track de alguna pedalada de las que se hacen en nuestra zona. Tenía en mente hacer la Trinxacadenes de 2013 pero finalmente me decidí por la Cabrilenca 2013.

A última hora tenemos 2 bajas, y es que algunos se lesionan con solo mirarse al espejo y otros no pueden salir porque tienen mocos. Así que con el grupo bajo mínimos, con solo Víctor y Racing tenemos la grata sorpresa de que Manolo (http://manolobtt.blogspot.com.es) se apunta con nosotros. Manolo no es cualquiera pues se trata de un biker que conforma esta pequeña comunidad de blogueros que ayuda a documentar los caminos, sendas y trialeras de nuestra querida Serralada del Litoral. Puede que haya venido en alguna otra ocasión con nosotros pero yo solo recuerdo una, hará año y medio pero nos seguimos semanalmente por mediación de nuestros respectivos blogs.

Así que habiendo esperado a los que no iban a venir tomamos rumbo a la montaña para subir por la Pared Seca, luego dirección Sant Bartomeu para seguir el track de la Cabrilenca. El track sube hacia la antena de Cèllecs y como nosotros la tenemos muy vista hacemos un tramo libre tomando la trialera paralela a la pista hasta Sant Bartomeu. Cruzamos la carretera y bajamos hacia la pista del Meridià Verd por senderos, algunos del principio distintos a los que hacemos nosotros habitualmente.

Luego remontamos un poco de pista y vamos enlazando otros senderos hasta la pista que viene de la cantera de Orrius y allí empieza el primer espectáculo del día, pues sin hacer un metro de pista, simplemente cruzándola, tras una cadena que nunca le hemos hecho ni caso, empieza un mega sendero de traca y pañuelo que nos lleva hasta el Javalí de Oro, tomamos pista dirección Sant Carles para iniciar pronto otro enlace de senderos, algunos conocidos y otros impresionantes, un tramo sensacional.

Subimos un poco y antes de llegar al restaurante Sant Carles volvemos a enlazar senderos por una zona más conocida, pero con algún tramo que también repetiremos y lo incorporaremos a nuestro repertorio. Luego de un sube y baja nos dirigimos al Bell Racó y tomamos la pista con camino conocido hasta Orrius, remontamos hasta la Mútua y bajamos por el interior de la Mutua hasta Cabrils para descansar un rato al sol con una cerveza entre las manos y donde Adolfo, el lesionado, se une a la fiesta.

Para mí ha sido una salida muy gratificante por diferentes motivos. El primero es coincidir con Manolo y poder conversar con un entendido como él de rutas y senderos, el segundo es dar por finalizado un periodo donde no encontraba en las piernas las sensaciones suficientes como para disfrutar de una buena ruta algo exigente y la tercera comprobar una vez más que nos queda un montón de senderos y trialeras por descubrir y entre ellos algunos muy buenos como los que hoy hemos descubierto.

Hemos hecho la ruta a buen ritmo, pocas paradas y pocas esperas. Lo cierto es que tanto Victor como Manolo tienen buenas piernas y todo ha transcurrido sin incidentes, aunque Víctor le ha costado la última subida poco a poco se nota que va cogiendo una buena forma. Manolo es un diesel, sin prisa pero sin pausa y a la que uno se descuida tiene que apretar los  dientes o le pasa por encima.

La ruta de hoy no ha sido un camino de rosas, mucho, mucho barro, 90% de senderos, pocas trialeras con 51 Km recorridos en 4:15h. con 1.365 metros de desnivel positivo en un día soleado, algo frío pero sin que ello nos condicionara y con una excelente compañía. Otro domingo, aunque no es cualquiera pues esta semana ya se cumplen 3 años desde que me inicié en esto de las trialeras con los Ciclópatas.