dissabte, 22 de febrer de 2014

Con frío y calor hasta el Santuari del Corredor

--------------------------------------------------------------------------------
Con la vista puesta en la Transmaeresme de Tomas Domingo del próximo 9 de marzo, Norris ha programado alguna salida extra para poder llegar algo mejor de forma. Hoy nos hemos unido junto a él Víctor y Racing. Aunque R1 tenía intención de acompañarnos pronto ha visto que no tenía un buen día y ha regresado hacia casa.
Subiendo por la Font del Dirol
El objetivo era ir por el camino habitual hasta el Santuari del Corredor, es decir por Parpers y volver por la parte del Maresme, hacia Can Bruguera. Empezamos subiendo por la Pared Seca intentando poner algo de ritmo a la salida, ya que se trataba de hacer un buen entrenamiento. Tenemos calor, mucho calor, nos hemos equivocado de estación, esto no es invierno.
Norris, más fresco que una lechuga

Tomamos el camino del la Font del Dirol para llegar más directos a la Roca d’en Toni. Una vez arriba seguimos hasta Sant Bartomeu de Cabanyes para ir a buscar la pista que viene de la cantera de Orrius. Tomamos el sendero paralelo hasta Parpers y alcanzar la urbanización Sant Carles.

En vez de subir hacia la urbanización cogemos a la izquierda el sendero que empieza en un prado y luego vamos empalmando otros buenos tramos por entre el bosque que finalmente nos llevan hasta la carretera junto al Breinco y toca la subida hacia la Torrassa del Moro. Subimos aún frescos intentando forzar el ritmo. Bajamos hasta Can Bordoi donde paramos unos minutos a descansar y comer algo. Tenemos hora de regreso y no nos distraemos mucho, así que empezamos la larga última subida.
Víctor, siempre reservando

Al pasar por Can Bosch empieza a llover, y yo sin chubasquero. Seguimos y empieza a caer granizo, paramos 2 minutos en un merendero mientras esperamos a Víctor que se ha retrasado, y continuamos. La lluvia va y viene pero a ratos es intensa y en medio de la bruma coronamos el Santuari del Corredor, el frío empieza a ser notable, no paramos y seguimos para buscar el camino de regreso. Poco antes vemos que en la vertiente a la que nos dirigimos hay una buena tormenta, por suerte cuando pasamos lo gordo ya ha pasado, una buena granizada  ha dejado la pista blanca como la nieve.
El día ha cambiado. Desde el calor primaveral a la lluvia y frío en un rato

Parece que vayamos pisando huevos, la bici es inestable pero seguimos, por suerte este tramo es mucho más llevadero que el anterior, tramos en llano y en bajada. El frío se hace intenso bajando a la Creu de Rupit y la lluvia sigue yendo y viniendo. Mantenemos el ritmo aunque la hora se nos echa encima por lo que antes de la subida que nos lleva a Can Bruguera decidimos bajar a Mataró por unos senderos y hacer el tramo final en llano.
Norris llegando al Santuari del Corredor entre la niebla

Ya con la luz puesta, pues entre el bosque la luz natural ya no es suficiente, bajamos dirección Mataró hasta que poco antes de llegar a la Carretera de Mata a mí se me enreda la cadena de una forma extrañísima y me impide continuar. Menos mal que ya todo es bajada hasta Mataró, tomamos la carretera en descenso y en la rotonda de debajo de la autopista los despido para que puedan continuar pues yo no puedo dar pedales y llamo para que me vengan a buscar, aún sigue la lluvia.
Menos mal que el granizo cayó pocos minutos antes de que pasáramos por aquí

Desde luego ha sido una buena salida, plácida si el tiempo hubiera acompañado y con regusto a aventura con las condiciones en las que nos hemos encontrado. Hasta que los he dejado me salían 50 Km. así que ellos habrán terminado con al menos 65 Km. que valen por un buen entrenamiento, no por la distancia, si no por haberla hecho a un ritmo que ayudará a tener una buena adaptación a esfuerzos futuros, que la Transmaresme es dura de narices y se agradecerá todo entrenamiento posible.

Mi cadena más retorcida que la carretera de Tossa

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada