dissabte, 1 de març de 2014

Norris 2.5

--------------------------------------------------------------------------------
Siguiendo el plan de recuperación de Norris, que lo llevó de la ruina ciclista total después de romperse el tendón de Aquiles, vamos cumpliendo nuevas etapas. Si en un principio él esperaba recuperar su nivel de forma física anterior a lalesión luego algún demonio le engatusó para preparar algún reto de cierto calibre para un dominguero.

Así que poco a poco el tío pasó de estar abonado al fondo del pelotón a adelantar unas cuantas posiciones y atreverse de vez en cuando a liderar al grupo, él lo llamaba Norris 2.0, pero eso era con el ritmo dominguero, donde la charla ocupa la prioridad y solo se calla cuando la subida lo pide. Por el camino, no olvidó sus objetivos, para empezar, terminar la Transmaresme de Tomás Domingo con sus buenos 2.800 metros de desnivel positivo acumulado, inalcanzable para un globero.

Con tesón, Norris se ha marcado unos cuantos entrenamientos extra que lo deben ayudar para completar la marcha con cierta dignidad. Y ayer viernes hicimos el último entrenamiento importante para encarar la prueba el próximo domingo 9 de marzo. Un buen entrenamiento donde lo importante no era el kilometraje, ni el desnivel, si no el ritmo que permitía entender como el cuerpo funciona cuando le pedimos un poco más de lo normal, cuando las pulsaciones suben y las piernas duelen.

Así que salimos desde Premià de Mar para subir por la pared seca y hacer el camino habitual, que ya hicimos la semana pasada, hasta el Santuari del Corredor. Con la bici de 29” Norris se siente a gusto en el llano y en las subidas tendidas, pero cuando el desnivel se empina aún tiene la idea conservadora de poner molinillo y subir con tranquilidad, aunque está preparado para poner un par de coronas más y liquidar la subida en un buen sprint.
No pain, no gain

Luego, volvimos por el lado del Maresme, pasando por la Creu de Rupit y Can Bruguera hasta bajar a la riera de Argentona y volver por el Camí del Mig a buen ritmo llegando a casa aún de día, como ya no recordaba en una salida de tarde.

Cuando yo hice mi primera Transmaresme tenía un nivel de forma pésimo, pero la terminé, que ese era el objetivo, hice una media de 10Km/h. Ayer completamos los 60 Km de la salida en 15 Km/h de media. por lo que no hay duda que Norris está más que preparado para superar su primer reto de cierta envergadura sin despeinarse. En mí mejor momento de forma, cercana a la Pedals de Foc No Stop, el año pasado, realicé este mismo recorrido en 17 Km/h, no muy lejos de la salida de ayer. Así que Norris ya puede cambiar de versión, al menos a la 2.5, a falta de completar el reto.

También lo está, de preparado, Victor, que hoy ha realizado por libre la primera parte de la Transmaresme en buen tiempo y que nos acompañó la semana pasada en un entrenamiento a buen ritmo. Solo tiene que confiar en él, dosificarse, entender un poco más las reacciones de su cuerpo y completar psicológicamente los desafíos de una prueba como esta.

Después de dos años en solitario, espero con ilusión que esta temporada seamos 3 ciclópatas finishers de la Transmaresme. En Santa Susana, después de 84 Km y 2.800 metros de desnivel positivo la cerveza tiene otro sabor, mucho mejor del que recordamos, pero para catarla hay que terminarla. No pain, no gain.



2 comentaris:

  1. Está claro, no pain no gain. El reto ya ha llegado a su inicio prácticamente, en 7 días estaréis en Santa Coloma para empezar la azaña, la gesta. Está claro Racing que tu eres ya un especialista y un experimentado biker de estas pedaladas y desde aquí te deseo mucha suerte y por supuesto a los buenos de Norris y Vnessier, estoy seguro que será duro pero asumible. Esperaré con atención la crónica. Dos amigos míos habituales de compartir rutas también se presentan a la aventura y también espero que les vaya bien. Yo por mi parte seguramente estoy preparado físicamente para hacerla pero mentalmente no, después de la Pedals de Foc y la Cavalls de Ferro la espalada me ha dado mucho calvario y por eso esperaré al año próximo para llegar bien de físico y intentar el asalto.

    Me he comprado la bici de carretera y creo que va a ser una muy buena forma para complementar el entrenamiento y mejorar. Un abrazo grande y suerte, mucha suerte a todos. Un saludo

    ResponElimina
  2. Muchas gracias Manolo, cuando quieras compartimos ruta, ya sea por montaña o carretera.Ya contaremos al dedillo la aventura Ciclópata de la Transmaresme.Desde aquí oigo el castañear de dientes de más de uno.

    ResponElimina