diumenge, 25 de maig de 2014

5ª Transmaresme Ciclópata

--------------------------------------------------------------------------------
Todos los grupos ciclistas tienen o deberían tener una cita anual donde disfrutar juntos de la afición que los une. Y esto es lo que es nuestra Transmaresme, que recorre la comarca del Maresme desde un extremo al otro, desde Tordera en su extremo más al norte hasta Montgat, en el sur. Una ruta pistera, con algún sendero intercalado que si bien en sus inicios era todo un reto para este grupo de domingueros, hoy ya es una ruta consolidada donde disfrutar sin sufrir mucho.

Esta es ya la quinta edición y aunque las primeras quedaron algo descafeinadas por un motivo por otro ya son 3 años que la terminamos sin más incidentes que algún que otro abandono globero. Además, este año hemos realizado el recorrido con más consenso de todas las ediciones realizadas.

Norris, Víctor, Quique, Adolfo y Racing tomamos el tren de buena mañana para irnos hasta Tordera donde iniciamos la ruta poco antes de las 8. Retomamos la subida por las urbanizaciones les Ferreres y Roca Rossa que nos permite remontar desnivel y altitud sin muchos sobresaltos pasando de largo de la ermita de l’Erola y yendo directos hacia el Coll de Sant Benet donde hacemos la foto de rigor.

Bajamos hasta Sant Martí de Montnegre para hacer el avituallamiento oficial y relajarnos un poco después de la primera subida. Son las 10:00 y parece que llevamos un buen ritmo. Tras 30 minutos de descanso reanudamos la ruta con sube y bajas de pista que nos acercan a Collsacreu donde pasamos a las 10:45h e iniciamos otro tramo de subida donde algún Ciclópata se desmadra y le da por cantar a pleno pulmón recuperando viejos “¿éxitos?” de Raffaella Carrà ante la incomodidad de más de uno. Por votación popular parece que no hay consenso en gustos musicales.

Después la ruta tiene sus buenos repechones hasta alcanzar la división entre el GR92 y el GR83. Nosotros nos dirigimos hacia el 92 directos hacia el Santuari del Corredor, pero en vez de subir hasta el Santuari tomamos un atajo que nos ahorra desnivel y luego del enlace vamos directos casi todo en bajada hasta Can Bordoi donde paramos a reponer agua para luego subir hasta las cercanías de la Torrassa del Moro y volver a perder desnivel hasta la cima del Collet, en el Breinco y subir hacia la urbanización Sant Carles, aunque en esta ocasión tiramos de experiencia Ciclópata y la bordeamos por senderos hasta la cima de Parpers y ya en terreno familiar seguir por senderos hasta Sant Bartomeu de Cabanyes donde llegamos sobre las 13h.

Poco después encontramos a Kiler Bike, que nos ha venido a buscar para completar la ruta con nosotros. Seguimos ya por nuestra zona hasta la Creu de Can Boquet donde yo me tengo que despedir por compromisos familiares mientras que el resto aún les queda desnivel que acumular subiendo hasta Sant Mateu para luego ir hacia Alella y rematar la jornada con las buenas subidas hasta coronar 9 Pins, punto y final de la ruta por montaña de esta ya clásica Transmaresme.

 Solo queda bajar y perderse por las intrincadas calles de Tiana para bajar a Montgat para tocar el mar y ya por el paseo ir a buscar un chiringuito de la playa por el Masnou para dar por terminad otro excelente día de bici y amigos.


Al final han salido 84 Km con 1900 metros de desnivel positivo acumulados en 6 horas de pedaleo que bien han merecido una buena cerveza como celebración. Poco que decir en el plano ciclístico, siempre hay quien encabeza el grupo y quien lo cierra pero en esta ocasión no era relevante, todos íbamos en un ritmo similar y eso ha hecho que, sin mirar las ediciones anteriores, batiéramos nuestro record, que poco nos importa, con diferencia.

Queda en el tintero, para ediciones posteriores preparar mejor este día, en cuanto a calendario para juntarnos más Ciclópatas, pues por una circunstancia o por otra no podemos disfrutar de la presencia de todos los que nos gustaría.


diumenge, 18 de maig de 2014

La primavera llegó a suelo ciclópata

--------------------------------------------------------------------------------
Después de muchos domingos invernales donde nos juntábamos los cuatro de siempre más el añadido de turno, con suerte, la primavera parece que floreció en todo su esplendor y hoy éramos nada menos que 8 ciclópatas a la cita dominical de las 8 en punto.

Así que con Batxi, R1, Quique, Kiler, Adolfo, Pelayo, Norris y Racing aprovechamos los primeros tramos de la ruta con poco desnivel para ponernos al día, aunque muchos solo hablan de futbol. Pasamos por Cabrils y subimos por el interior de la Mutua. El primer objetivo es investigar algún sendero nuevo. En la Mutua tomamos dirección Argentona, primero por la trialera de piedras que parte tras la primera curva, luego por tramos de senderos que atajan la pista y que nos llevan hasta una casa solitaria. En vez de tomar la trialera de la fuente, dirección a la perrera de Argentona, seguimos un tramo de pista arriba.

Poco después empieza un sendero en subida, con algún tramo en pendiente, pronto se descubre inofensivo por entre el bosque hasta encontrar un desvío a la derecha donde hay que desmontar y subir a pie 15 metros. Allí seguimos subiendo pero la esperada trialera de bajada hasta Argentona era pura invención y allí solo hay barranco. Pero reconocemos el terreno y justo un poco más abajo, junto a un mástil con una bandera roída parte otro sendero que nos permite conocer nuevos caminos y así vamos improvisando hasta la carretera de Argentona.

Con la investigación hecha tomamos la decisión de hacer el resto de la ruta por lugares ya conocidos, así que remontamos la riera de Argentona y poco después del desvío, en las alturas, de la autopista, vamos a buscar un pequeño túnel que pasa bajo la carretera y que nos permite remontar la montaña por esa vertiente enlazando senderos hasta la urbanización Sant Carles.

Allí Pelayo y Kiler nos dejan y el resto vamos a buscar agua en la fuente junto a la carretera, al lado del Breinco e iniciar el camino de regreso, un trayecto repleto de senderos fruto de las rutas de los últimos meses que nos llevan a remontar una vez más Sant Carles, bajar hasta la cima de Parpers por interminables corriols y empalmar con otros muchos hasta dar con la pista que viene de la cantera de Òrrius, luego hasta Sant Bartomeu por el nuevo atajo que descubrieron la semana pasada y bajada por la variante nueva del interior de la Mutua donde hacemos recorrido turístico por entre sus instalaciones para alucine de más de uno que se veía metido en pleno rodaje de Walking Death.

Para rematar la mañana, unas buenas cervezas y bravas en Cabrils, no queríamos pero la tradición obliga. Han salido 50 Km con casi 1.200 metros de desnivel positivo y nadie se ha quejado y eso que R1 venía muy corto de entrenamiento, este año casi no ha tocado la bici y más de uno se ha tenido que quitar el sombrero ante su poderío.




dilluns, 12 de maig de 2014

Llibert Mill Non Stop. Crónica de un abandono

--------------------------------------------------------------------------------
Esta vez hago una nueva crónica de un fracaso, lo cual no es fácil. Tenía ilusión por completar las tres pruebas de la recién inaugurada Copa Catalana de Ultramaratones que organiza la Federació Catalana de Ciclisme y Pedales del Mundo. Realicé la primera con dificultades pero con éxito, la Pedals del Cister Non Stop y ahora tocaba la Llibert Mill Non Stop.

El día amaneció nublado, perfecto para la calurosa temperatura que esperábamos. Se dio la salida a las 7 en punto en Pontons, Alt Penedés, un pueblo que no llega a los 500 habitantes y que se recorre en menos de 10 minutos a pie. Al frente de esta aventura, el incombustible Pep Vega, un apasionado de la bici quién además ha hecho de ello su profesión, organizando rutas por lo ancho de nuestra geografía.

El día antes me presento al briefing, en la plaza del pueblo y en familia, Llibert Mill, ganador de 4 Pedals de Foc Non Stop, nos cuenta los pormenores de la ruta que él mismo ha diseñado. Luego nos hacemos juntos una foto de familia y es que en esto de los ultramaratones parece que siempre nos juntamos los mismos, algunos nos conocemos y saludamos, con muchos nos saludamos sin conocer nuestro nombre pero nos hemos cruzado en más de una ocasión.

A última hora cogí una habitación en un hostal para no madrugar demasiado y lo tenía a 50 metros de la salida, un chollo. En esta ocasión se da la salida de día, un lujo, y con buena temperatura, salgo casi en primera línea entre los 240 inscritos pero ya de primeras nos meten por un subidón importante y mis piernas empiezan mal, muy mal, con un fuerte dolor, así que termino la subida a pie mientras me pasan como 100. En la segunda subida me paro para estirar mis maltrechos cuádriceps pues no soporto el dolor y allí me acaban de pasar el resto. Un desastre, acabo de empezar y ya voy el último.

Después de estirar veo que me encuentro mejor y veo con otra cara el día, sigo a mi ritmo y alcanzo a algunos participantes, adelanto a Noe, quien me asegura que se mantendrá lejos de mí y hoy no me romperá nada. Las subidas son imponentes y no hay tiempo para el descanso, cuando el terreno deja de inclinarse mucho, el recorrido nos mete por senderos donde uno no puede ganar mucho a la media de velocidad, en las bajadas el dedo fracturado no me permite muchas alegrías pero poco a poco veo que mi ritmo en las subidas, donde se marcan las diferencias, no es el mío y que hoy no voy a poder completar la ruta sin mucho sufrimiento.

Pasan los kilómetros y ya doy por hecho que esta temporada se me ha cruzado y que debo tomar la decisión de darme de baja de la Pedals de Foc Non Stop. No estoy a la altura de un reto de esta envergadura si no puedo con 140 km y 3.500 de desnivel positivo. La cabeza me da vueltas, recorro mentalmente todas las semanas de preparación desde el mes de diciembre y tomo una decisión. Esto es un paréntesis, un mal día y punto. Tengo mes y medio para preparar a conciencia la Pedals de Foc y por en medio la Transcatalunya para disfrutarla y que me permitirá tener una buena medida de mi estado real.

Así, que entre muchas deliberaciones tomo la decisión de abandonar en Pontons, en el Km 55 tras el primer bucle de la carrera y hacer un borrón y cuenta nueva. Una cuenta que debe llevarme en las próximas semanas a sumar buenas sensaciones, a forzar el ritmo en mis salidas entre semana y a poner mis ilusiones en recuperar esa frescura que aunque con esfuerzo hacen que terminar una ultramaratón valga la pena.

No soy, ni pretendo ser alguien que bata records, ya tengo una edad y mi objetivo siempre estar en dar lo mejor, disfrutando de lo que hago, sufriendo sí, pero con cabeza, llegar por llegar no es suficiente, hay que hacerlo de manera que la balanza se incline hacia el “ha valido la pena”. Y hoy no se daban las circunstancias. Puedo poner algunas excusas, mi dedo enyesado no me ha dado facilidades, no he podido desayunar nada, llevo unas semanas que puedo salir a entrenar, y me sobre entreno, mientras que en la siguiente, por trabajo, no puedo tocar la bici, la única salida larga que he podido hacer fue la semana pasada subiendo al Turó de l’Home después de una semana muy cansada, etc. Pero eso son solo excusas que no me valen.

Por cierto, tengo que agradecer a Pedales del Mundo y más concretamente a Pep Vega, quien me llamó para interesarse por mi estado y para saber si me encontraba bien después del abandono. Lo dicho, es un placer formar parte de la familia de estos locos que nos dedicamos a la larga distancia por montaña más si Pedales del Mundo lo organiza.

Otra crónica es la del paisaje, para mí con igual valor al esfuerzo y aquí debo decir que es espectacular, muchos kilómetros sin divisar ninguna población, bosques que se intercalan con campos de trigo y muchas viñas, para los entendidos en vino, una oportunidad de reconocerlas especies de uva que por allí crecen, y que son variadas. Pistas pedregosas, senderos limpios por entre el bosque se van enlazando con alguna zona técnica y buenas subidas. Muchas masías abandonadas, pero una naturaleza que no deja indiferente, una gozada si uno no va con la reserva puesta!



diumenge, 11 de maig de 2014

Invitado VIP

--------------------------------------------------------------------------------
Otro domingo de salida habitual por nuestra querida Serralada del Litoral de la que hemos disfrutado, tanto por la compañía como por la ruta espectacular como por el dia tan cojonudo que ha salido hoy.

Pocos Ciclopatas en el lugar y la hora de salida habitual esta mañana, mientras el Racing tenía una animalada de las suyas, la Llibert Mill Non Stop, otros se han amariconao y no han salido, todavia no han asimilado el ritmo feroz que aplica en sus salidas un tal  NORRIS 2.0 y hacen bien, porque hoy más de uno seguro que pide la hora.....

Menos mal que hoy se ha acercado al poli para disfrutar de la salida un Invitado VIP, nuestro gran amigo Manolo, http://manolobtt.blogspot.com.es/, con el que hemos coincidido varias veces en salidas con la BTT y que ultimamente vemos más a menudo en los entrenos de los viernes tarde con la flaca.

Junto a Manolo y Norris, también se ha apuntado Vnessier, con la bici sin freno delantero y es que, no se puede tener mas mala suerte con la bici......

Tenia prevista una salida tradicional haciendo senderos y trialeras clásicas como Vietnam, Sant Mateu o V, para que no se les olviden a estos especialistas de los tracks y demás, pero como venia Manolo he pensado canviar la ruta y llevarlo por las zonas que más me gustan, la de Cellecs y la de la Roca, a ver si conseguía sorprenderlo con algún sendero que no conociese y parece que lo he conseguido jeje. y sin GPS......

Salimos de Premià para subir por la pared seca, pillamos la pista de la Font d'en Dirol para ir más directos y llegamos en un plis a la Roca d'en Toni, donde saludamos a tres Bteteros, los amigos del Racing, jeje....Ya estamos en el gr y lo seguimos del tirón hasta Sant Bartomeu.

En Sant Bartomeu nos metemos por la pista que sube a la antena, pero pronto la dejamos para empezar a enlazar senderos, los que nos llevan hasta la Pedra de l'Oreneta. Como ya he comentado antes, Vnessier venia solo con el freno trasero, lo que me generaba dudas por ver como podría bajar en las trialeras exigentes que íbamos pillando, por lo que, en el primer tramo chungo, he decidido probar de hacerlo solo frenando con el trasero para decidir si seguir o variar la ruta y buscar bajadas más suaves. No se que pensarà Vnessier al respecto, pero yo he podido darme cuenta de que no hay problemas en bajarlo todo, eso si, hay que ir bastante más despacio.





Visto esto y que el xaval ha llegado enterito a la Pedra, seguimos la ruta prevista en mi mente privilegiada para tales fines, remontando un poco para bajar por la trialera que nos acerca a la Pedra del Elefante.

Cruzamos la carretera de Òrrius y enlazamos un montón de senderos, algunos habituales y otros de la colección del GPS del Racing hasta llegar, por el sendero de los toboganes, hasta la caretera de Parpers, donde aprovechamos para comer las barritas.





Desde que hemos entrado en este bosque ya hemos visto un montón de marcas en senderos de una cursa a pie, lo que más adelante va a hacer variar la ruta.

Continuamos por el sendero de la Prehistórica y una vez disfruado como siempre, empezamos a subir por la trialera de las cruces. Es aquí donde nos cruzamos con los primeros corredores de la cursa. Salimos a la pista, la cruzamos y seguimos sumando desnove por otra exigente trialera hasta que enlazamos con la trialera ya habitual que hacemos tanto de subida como de bajada.

Unos metros mas adelante ya vemos que no podemos continuar subiendo por ella ya que cada vez nos cruzamos con mas runners y no es plan. Como bien ha dicho Vnessier, he hecho un Recalculando en mi memoria y ràpidamente he propuesto una alternativa guapa guapa.

Salimos a la pista que viene de la Roca, remontamos un tramo y decido coger el sendero que usamos la semana pasada, ese que te acerca al camí de la cantera. Llegamos a la pista y la seguimos hacia la cantera para remontar por el sendero.

No recuerdo quien dijo la última vez que en la curva del final parecia salir un sendero que habría que inspeccionar, pues lo hemos hecho hoy, y hemos descubierto una opcción brutal para no tener que patear el tramo heavits por el que soliamos hacerlo. Es un corriol que se sube sin problemas, bastante largo y que te deja justo donde el tradicional, una grandisima opción tanto subiendo como bajando para acercarnos a la zona de Parpers. Además, tal y como ha comentado Manolo, hemos idosubiendo junto a un grupo de unos 10 bikers, todos en fila y ha molado un güevo!!

Ya estamos en Sant Bartomeu, pista de regreso hasta la Roca d'en Toni y bajada por la pista rota que baja hasta el campo defutbol de Cabrils, pero pillando el atajo de la Font d'en Dirol y bajada a Premià por la variante de la trialera del Cáctus.



Aunque he avisado por whatsaap de que la cerveza la haríamos en la petanca, hoy el resto de Ciclopatas no estaban muy católicos y no se ha presentado ni uno. Se habrán convertido al Islam?????




42 kms
1250 mts desnivel
3,29 tiempo

BY NORRIS 2.0

PD. Manolo, espero que te apuntes a mas salidas Ciclopatas, lo primero porque eres un crack, como biker y como persona, pero sobretodo porque ya ves que estos, son unos mamones y me dejan solo en el bosque y tengo miedo de perderme nen...

diumenge, 4 de maig de 2014

Lo nuestro son los senderos, para muestra la salida de hoy

--------------------------------------------------------------------------------
Después de una buena paliza ayer, no sabía si mis piernas aguantarían mucho hoy, pero al final han aguantado el tipo, aunque justito, que esta gente no perdona. Ayer disfruté de un largo y bonito día de bici yendo hasta Sant Celoni por montaña, subiendo hasta el Turó de l’Home y volviendo en bici hasta casa. 120 Km con 3.300 m. de desnivel positivo y 12 horas de ruta tienen la culpa de que hoy mis piernas estuvieran algo cansadas.

Tenía la idea de hacer un recorrido fácil por senderos pero poco a poco la cosa fue a más y aunque ha sido una excelente ruta hemos terminado como con aproximadamente 45 Km y 1.200 m. de desnivel positivo. Y digo que me parece pues el GPS ayer se murió del susto de subir al Turó de l’Home y esta mañana se ha negado a funcionar.

Adolfo, Batxi, Pelayo, Norris y Racing formamos la grupeta de hoy. Partimos de Premià subiendo por el interior de la Mutua y dirigirnos hacia el Pla del Fum, poco después nos desviamos de la pista para recorrer el sendero, a tramos trialera, que transcurre paralelo a la pista hasta Sant Bartomeu. Cruzamos la carretera y hacemos el primer tramo que baja hacia La Roca. Allí, en vez de seguir bajando por la trialera, cogemos la pista que nos lleva hacia Can Pahissa donde encontramos un sendero muy agradable. Seguimos hasta encontrar la pista que viene de la cantera de Orrius.

Solo cruzar la pista empieza otro sendero precioso, con curvas de 180 grados, que se ha realizado en las últimas Cabrilencas y desde allí vamos enlazando diferentes tramos, siempre por entre el bosque, atravesando el Coll de Parpers, con más senderos hasta la urbanización Sant Carles donde bajamos hasta la fuente que está a pie de carretera junto al Breinco.

Empezamos el camino de retorno con más senderos, esta vez por el lado contrario de la urbanización. Enlazamos una y otra vez diferentes tramos hasta la pista que va hacia Parpers, pero nosotros la evitamos para seguir por senderos e investigar caminos nuevos, aunque alguno nos sale rana, visitando la Font Albers d’en Javà y debemos deshacer el camino y encontrar uno de bueno que nos lleva hasta el Bell Racó por un camino distinto del habitual.

Remontamos la pista del Bell Racó hasta el final para empezar las fuertes subidas que nos llevan dirección Orrius aunque al final, en vez de seguir la pista decidimos subir una distraída trialera muy técnica que nos remonta el desnivel para dejarnos en las cercanías del pueblo. Cruzamos la carretera y tomamos la pista que nos lleva hasta la Guapa donde subimos hasta la Mutua y hacemos una bajada distinta por su interior, un sendero que nos indicó Manolo Btt y que aún no habíamos disfrutado.


dijous, 1 de maig de 2014

1 de mayo. ¿Día del trabajador? No. Día del Cilcópata

--------------------------------------------------------------------------------
Aprovechando que hoy era festivo hemos realizado una salida extra intentando como siempre seguir el máximo de senderos posibles. Esta vez hemos combinado nuestra Serralada del Litoral con el parque del Montnegre i el Corredor. Adolfo, Víctor, Quique, Norris y Racing nos encontramos en nuestro punto de encuentro habitual a las 8h en Premià de Mar e iniciamos la ruta dirección Cabrils.
Parece que a Norris no le gusta el maillot y lo dejó para tirar
Subimos por el interior de la Mutua para luego seguir por el sendero de la cadena y enlazar los tramos habituales pasando por la Bruja, la Guapa, nos desviamos para ir a buscar a la Fea y bajar hasta la pista que va hacia Orrius. Esta vez tomamos dirección contraria y bajamos hasta la urbanización de Clarà para seguir por la siempre incómoda riera hasta el cementerio de Argentona.

El día es totalmente primaveral, aunque a primera hora la temperatura era fresca pronto apetece la manga corta y a pesar que hemos tenido un invierno sin estridencias se agradece volver a vestir de corto riguroso. Remontamos un tramo de la riera de Argentona hasta el polígono industrial en las cercanías de Dosrius y vamos a buscar el sendero del Andaluz, esta vez en dirección contraria.

Este sendero de bajada se disfruta mucho, pero de subida tampoco está nada mal, no tiene grandes desniveles y es totalmente ciclable. A medio camino tomamos un desvío que nos remonta un poco de desnivel para seguir una pista que va dirección al Oasis. Aunque 1 Km después iniciamos otro tramo de trialera con una dura subida y casi en la cima nos metemos entre el bosque para encontrar un sendero sucio, casi imperceptible y luego marcado que primero en subida, luego en bajada nos acerca a un lugar conocido.

Aparecemos en un cruce de caminos, a la izquierda nos lleva hacia la subida de la CITA, recto nos lleva hacia el Oasis, pero decidimos avanzar unos metros y tomar una fuerte subida rota a la izquierda que poquito a poquito vamos remontado, la pista rota se convierte en un sendero que ahora permite un pequeño descanso, pero pronto se empina una vez más, por detrás oigo murmullos y algún grito de esfuerzo, entiendo que se están acordando de toda mi familia.

El sendero tiene su guasa, aunque en poco tiempo hemos dado cuenta de un buen desnivel y nos encontramos en el punto deseado, con algunas dudas, pronto encontramos la pista que sube hacia Can Bruguera, pero hoy tampoco tocaba mucha pista, así que antes de tomar nuevos senderos decidimos descansar unos minutos a la sombra y comer algo.

Tomamos un bonito sendero conocido, que pocas veces lo hacemos en este sentido, primero baja para luego volver a subir por entre el bosque hasta dar con otro corriol que por un lado va hacia la bajada del parc forestal pero nosotros tomamos el sentido contrario dirección Cal Gaig y seguir primero una bonita trialera y luego multitud de senderos que volvemos a enlazar por otro sendero de subida y desviarnos por entre el bosque dirección Can Bruguera.

Este último tramo, algo caótico, pues Adolfo se ofrece a hacer de guía, ante la mirada atónita de los presentes, y debemos hacer un bosque a través hasta encontrar el camino correcto.

Antes de llegar a la Masia bajamos un tramo de urbanización para buscar otro sendero que nos llevará hasta el punto más bajo del parc Forestal de Mataró, y luego poco a poco remontamos hasta la cima e ir a buscar un nuevo sendero de bajada donde nos topamos con un nuevo tramo de bosque a través, esta vez por culpa mía.

Llegamos a la riera de Argentona y ponemos rumbo por el camí del mig a buscar nuestro premio: una buena cerveza y las patatas bravas prometidas. Si es que quien no es feliz es porque no quiere!

Hoy finalmente solo han salido 1.050 metros de desnivel positivo,pero la salida ha tenido su enjundia pues las fuertes subidas valen por dos o por tres, al menos para la sufrida grupeta que me seguía y no dejaba de criticar al guía. Hemos disfrutado todos juntos una vez más con unos buenos 46 Km de puro BTT en 3:30h de pedaleo que bien valen para dar por aprovechado un jueves de primero de mayo.