diumenge, 10 d’agost de 2014

De veraneo por el Corredor

--------------------------------------------------------------------------------
Las personas normales en estas épocas del año suelen planchar la arena de alguna playa entre remojo y remojo mientras de reojo controlan el chiringuito de turno. Los que no son normales madrugan y se echan al monte con la bici.

Norris, Quique, Adolfo, Manolo y Racing nos hemos juntado hoy para la romería habitual del domingo, aunque hemos empezado con mal pie. Manolo venia preocupado con su cambio pero en unos minutos lo ajustamos y empezamos la ruta dirección Cabrils para subir por el interior de la Mutua y en las primeras rampas Manolo parte la cadena. Nos ha costado un poco pero finalmente Adolfo le encuentra el truco al enganche rápido y lo podemos reparar.

Nos dirigimos por pista hasta Sant Bartomeu de Cabanyes y hacemos el camino habitual hasta encontrar la pista forestal que viene de la cantera de Òrrius para seguir por el sendero paralelo que termina justo en la cima del Coll de Parpers. Cruzamos la carretera y seguimos por senderos hasta un poco antes del habitual giro a la izquierda de la pista que atraviesa un prado. Seguimos por senderos hasta terminar en el Collet, justo en el Breinco.

Subimos hasta la Torrassa del Moro por senderos de la parte de Cardedeu y la pasamos de largo, el camino de Can Bordoi también lo hacemos por unos bonitos senderos que nos ahorran la aburrida pista, aunque en su tramo final hay que remontar algo de desnivel. En Can Bordoi paramos unos minutos a comer algo y llenar los bidones de agua para luego empezar el que era el objetivo del día, hacer el camino habitual hacia el Santuari del Corredor pero por senderos, una ruta que ya habíamos hecho en un par de ocasiones hace tiempo pero ya tocaba repetir.
Norris compartiendo su sabiduría

Esta ruta tiene de todo, alguna subida empinada, pocas, muchas zonas muy poco transitadas, donde si no lo conoces ni te meterías pues no se divisa sendero alguno, pequeñas trialeras, sendas sucias entre el bosque y unos buenos pasos zarza a través más propios de indígenas amazónicos que de Ciclópatas domingueros como nosotros. En su conjunto es una ruta de la que nosotros disfrutamos sabiendo el precio a pagar en forma de rasguños en brazos y piernas.
Manolo, aunque es de los nuestros, hoy era el invitado especial

Otra cosa será lo que piense Manolo, a quién puede que la ruta le haya parecido demasiado exótica, es lo que tiene ser el invitado especial. Hemos podido ir haciendo camino sin muchos incidentes, aunque en un tramo hemos perdido a Adolfo y después de organizar una batida de búsqueda lo hemos recuperado, no llevaba GPS, no sabía por dónde iba pero el tío era el único que seguía el camino correcto.
Por el camino nos hemos cruzado con otros Ciclópatas que estaban de veraneo

La hora se nos ha ido de las manos y tocaba hacer el camino de regreso, así que al poco de la última subida que nos llevaría al Santuari del Corredor hemos tomado dirección contraria para seguir una senda que en teoría debía dejarnos en Canyamars, al poco de bajar por una pista rota hemos improvisado bajando por una trialera repleta de reguerones, aunque más bien era un torrente seco que nos ha llevado por una vía más directa hasta Canyamars.

Allí el pelotón ya se empezaba a alborotar, por la hora y por el cansancio de alguno. Quique empieza a lloriquear pero nadie le hace ni caso, rodeamos el pueblo y hacemos una subida para ir a buscar la pista que pasa por detrás de Canyamars y que nos lleva hasta Els Rucs del Corredor, pero la senda dels Rucs está repleta de burros así que inventamos una alternativa campo a través para enlazar con la pista que nos ha dejado en Dosrius.
Norris y las flores, las flores y Norris. Sin comentarios

Por el camino, Quique seguía protestando, pero nadie le hacía ni caso. Lo suyo hubiera sido ir a buscar el precioso sendero del Andaluz pero la hora apremiaba para la mayoría, así que iniciamos el largo y aburrido periplo por la riera de Dosrius. Al llegar a un polígono industrial, Quique decide ir por carretera mientras que Adolfo se anima a ir con él para hacerle compañía, el resto seguimos riera abajo y en Argentona  tomamos un atajo habitual que nos lleva hasta la gasolinera Petrocat para hacer un par de kilómetros por carretera donde nos encontramos a los dos descarriados para hacer el resto de camino juntos.

Hoy no ha habido ni cervezas ni patatas bravas, pero ha sido un domingo con una buena ruta que se ha alargado algo más de la cuenta pero que hemos disfrutado igualmente.
Al final han salido 67 kilómetros con poco más de 1.000 metros de desnivel positivo acumulado (1.130 según el IBP Index) en 4:30 h. de pedaleo.


1 comentari:

  1. Menuda matinal de btt con sus senderos, trialeras, secarrales, zarzales... Ahora viendo la foto personal en grande me he dado cuenta que estaba adornada, jaja. Ya decía yo que desde el teléfono veía algo raro en la pared y no recordaba haber visto nada en directo! :)

    El ambiente Ciclopata me gusta, da igual la ruta carretera o montaña y todos sus componentes son gentes que merece la pena escuchar. Si no está claro que no me habría aventurado a salir tanto con vosotros. Encima las rutas me parecen siempre excelentes y exigentes.

    Hoy agradezco vuestra paciencia y ayuda para arreglar el maldito cambio que luego iba como la seda. Así que el próximo día y no hay derecho a réplica, yo pago las bravas si o si.

    Así que agradecido por que siempre me habéis tratado muy bien y me lo paso muy bien y encima hacemos deporte sano.

    P.D: El título lo has clavado. Salud!

    ResponElimina