diumenge, 17 de maig de 2015

Triple salida

--------------------------------------------------------------------------------
Cada vez nos vamos atomizando más, unos se tiran al monte para correr, otros se han pasado al lado oscuro de la bici de carretera y parece que cada vez quedamos menos el domingo con la bici de montaña. Es lo que hay, algunos sin excusa, otros embarazaos casi a punto de parir, otros en la cama, no me voy a extender más en mis lamentos.

El viernes Norris, Manolo y Racing nos fuimos hacia Reus para formalizar la recogida del dorsal para participar en la cicloturista de carretera La Mussara donde el sábado tomamos parte 4.500 tíos depilados y con bicis de nosecuantos euros entre las piernas (y las nuestras de pocos euros) partimos a las 7:30 de una mañana ventosa hacia los puertos de montaña, un recorrido magnífico con carreteras solitarias y en buena parte puertos asequibles nos esperaron.
Norris y Manolo firmando en el muro de las leyendas en La Mussara

Norris, prudente él, se decidió por la variante corta, Manolo y yo por la larga, que con sus 180 Km y 4.400 metros de desnivel tenían su enjundia. Lo pasamos en grande. Si te gusta el ciclismo de carretera, la provincia de Tarragona es un lugar de culto, no hay grandes puertos, pero el paisaje y la tranquilidad de las carreteras desiertas te trasladan al Discovery Chanel. Yo hice lo que pude, Manolo se quitó los fantasmas de encima, siempre temeroso de sus piernas y sus neuronas, y entró el primero de nosotros, bueno Norris entró primero, pero con solo 95 Km.

Hoy domingo, salida doble, en la oficial solo nos presentamos dos: Adolfo y Racing, y en la salida B, 4 históricos: Joaquín, La Bamba Negra, Killer y Óscar. Los del B, como son unos cobardes, se fueron a correr, Adolfo y yo cumplimos con la salida obligada con bici de montaña.
El grupo B, el de los cobardes

Los del B se conformaron con 10 kilometrillos a pié, que ellos creen que les da derecho a la cerveza, los del A cumplimos con los deberes y nos montamos una ruta Bttera de gourmet, por algún sendero que ningún otro Ciclópata ha pisado jamás, en una zona donde el propietario del monte bien podría montar un bike-park con forfait incluido.
Killer y Joaquin. El que luce barriga es la Bamba

Nosotros queríamos hacer una ruta tranquila, con poco desnivel y pocos kilómetros, pero poco a poco fuimos cambiando de planes haciendo la ruta en la medida de lo que nos apetecía. Subimos por el interior de la Mutua y vamos hacia Sant Bartomeu de Cabanyes, atravesamos la carretera y tomamos el primer tramo del sendero dirección a La Roca del Vallés, luego un tramo de pista para ir a buscar unos senderos que enlazados nos llevan a la pista de la Cantera de Orrius. Seguimos por los senderos revirados de debajo de la pista hasta desembocar en Parpers.
Adolfo, triste, después de separarse de mi.

Decidimos ir a por la bajada que la semana pasada finalmente no pudimos hacer, pero nos acercamos por otro lado, tomamos todos los senderos que enlazan por debajo de la urbanización Sant Carles hasta dar con el final de la urbanización y empezar el largo y precioso camino hasta Dosrius, primero con un estrecho y largo sendero que sube y baja, luego con una sinfonía de senderos en llano o en descenso, pasando por el Amazonas, pero tomando un desvío nuevo que nos lleva hasta las cercanías del Canadá.

Una vez abajo, como Adolfo pide guerra, subimos un poco para reseguir una vez más la ruta del Andalúz y terminar ya más tranquilos por la riera de Argentona para alcanzar la cerveza y bravas prometidas.

Nos han salido 45 Km con 1.050 metros de desnivel positivo en solo 3h de pedaleo que bien valen para dar por bien aprovechado el fin de semana.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada