diumenge, 16 d’agost de 2015

Por fin un domingo sin calor

--------------------------------------------------------------------------------
Con la visita de Lapiero montamos una ruta que sea algo novedosa para él, así que hacemos acopio de los senderos más emblemáticos que hemos recorrido durante los últimos meses. Nos unimos a él, Norris, Batxi, Adolfo y Racing. Subimos tranquilamente hacia Cabrils para empezar la montaña por el interior de la Mutua donde nos encontramos una pintada en una pared que nos intriga.

Una vez arriba seguimos hacia Sant Bartomeu de Cabanyes para empezar el menú de senderos del día. Bajamos el primer tramo dirección a la Roca del Vallés, remontamos un poco de pista para ir a buscar el sendero que siempre hacen el grupo de BTT Badalona en su recorrido hacia el Turó de l'Home. Seguimos hasta la pista que viene de la cantera de Òrrius y la atravesamos para recorrer los revirados y bonitos senderos paralelos que atraviesan el bosque de esta zona y llegar a Parpers.

Allí seguimos enlazando senderos a la derecha de la pista que lleva a la urbanización Sant Carles hasta que hay un punto donde debemos remontar un tramo de pista y aprovechamos para descansar un poco y comer algo. Continuamos por un sube y baja de senderos, un pequeño tramo de urbanización y vuelta a remontar desnivel por senderos hasta dar con una bajada que nos llevará hasta Dosrius con diferentes variaciones incluyendo la bajada por el Amazonas, que nunca deja indiferente a nadie.

Recargamos agua en Dosrius y tomamos el corriol del Andaluz, que en esta dirección, parece que no, pero tiene unas buenas subidas explosivas. Llegados a la mitad del sendero, en Can Marcel, en vez de bajar a la riera de Argentona, volvemos a remontar la subida para recorrer esta parte de la montaña por más senderos. Aunque no recordamos muy bien todos los desvíos tenemos tiempo y ganas, aunque después de una buena dosis de subidones de aúpa parece que alguno se va quedando sin batería en las piernas.

Al margen de una equivocación que nos hace subir por un lugar equivocado y que más de uno protesta, finalmente encontramos la ruta que queríamos seguir aunque las lluvias han convertido un par de tramos de durilla subida en zonas de empujar la bici donde la grupeta empieza a perder los nervios. Por suerte el motín no prospera y disfrutamos del resto del recorrido, mucho más suave, hasta los pies de Mataró para volver a casa, por el camí del mig, con cerveza por el camino como peaje.

Esperábamos a un Lapiero algo más oxidado, y como veíamos que no desfallecía hemos ido poniendo leña al fuego y sin darnos cuenta han salido 54 kilómetros con 1.200 metros de desnivel positivo con una excelente temperatura (no he visto más que 21 grados celsius en toda la mañana) . Batxi, que últimamente tiene problemas de agenda debido a su afición a tener descendencia, parece que nunca pierda la forma, ya veremos cuando se acerque a los 50, de momento que lo disfrute aunque cause envidia a más de uno.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada