diumenge, 18 d’octubre de 2015

Doble salida. Carreteros y Btteros

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy nos hemos dividido. Por un lado Manolo y Carles han participado en la cicloturista Sepsis Challenge en Mataró con la flaca con buenas sensaciones el resto, Norris, Adolfo y Racing hemos realizado la salida por montaña habitual.
Los carreteros: Manolo y Carles

En el último domingo del año con horario de verano empezamos la salida dominguera con las primeras luces con la idea de seguir un trackdesde Dosrius para ir por una ruta diferente hasta el Santuari del Corredor. Así que hacemos la aproximación por el llano y empezamos a subir desde el mismo pueblo de Dosrius hasta la urbanización  de Can Massuet y el Far.

La subida es bien llevadera y agradable, atravesamos la urbanización y vamos enlazando pistas y senderos hasta Can Bosch y en vez de seguir la pista dirección al Santuari, la cruzamos y descubrimos nuevos caminos que sin muchos sobresaltos nos llevan hasta l'Alsina de Can Farrerons, un impresionante árbol que ya conocíamos.
L'Alzina de Can Farrerons

Nuevamente el track nos desvía hacia zonas desconocidas con alguna bajada entretenida hasta dar con la subida al Dolmen de Ca l'Arenes que ya conocemos. Visitamos el dolmen brevemente e iniciamos la temible subida desde aquí hasta el Santuari por la subida que pasa por el Pi Cargolat . La recordábamos más larga pero pese a su dureza en 20 minutos la tenemos en el bolsillo. Reponemos agua en los bidones y en dos minutos ya estamos de vuelta dando pedales dirección a Can Bruguera.
El Pi Cargolat

Aprovechamos unos buenos senderos que nos indica el track para bajar hasta la Creu de Rupit y desde aquí ya nos desentendemos del recorrido que indica el GPS y hacemos vía por la pista principal alternando algún sendero que ya conocemos. Pasamos por Can Bruguera y bajamos dirección el Parc Forestal para acabar de bajar por unas trialeras y senderos más habituales y regresar para reunirnos con Carles, Manolo y una cerveza y comentar la jornada.

Una buena salida para nosotros, a ritmo de cháchara con 64 kilómetros y 1.100 metros de desnivel positivo.


El peligro de hoy venía de parte de Norris que esta semana estaba aburrido y le dio por desmontar su bici para limpiarla. En el montaje posterior le quedó el cambió renqueante, la rueda trasera como un 8 y sin freno delantero. Menudo manitas! Menos mal que poco a poco durante la salida ha podido ir solventando la mayoría de problemas. A pesar de que la salida no ha tenido la dureza de muchas otras, Adolfo al final ya pedía la hora y hemos podido asistir a su cara menos conocida, quejándose del cansancio y del dolor de piernas.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada