diumenge, 17 d’abril de 2016

Super senderos. Los de siempre, pero que siguen siendo una pasada

--------------------------------------------------------------------------------
Hoy, aprovechando la ausencia de Norris y Adolfo, queríamos hacer una ruta un poco más exigente. Junto con Víctor así lo planificamos pensando que nadie más se apuntaría a la salida de este domingo. Nos encontramos como siempre en Premià y se apunta Telmo, que ha salido con nosotros un par de veces y no sabía muy bien si aguantaría mucho trote.

Decido ir pensando la ruta por el camino, enlazando senderos conocidos con el simple objetivo de disfrutarlos dando vueltas por la Serralada del Litoral. Para cambiar un poco la primera subida lo hacemos por el castillo de Cabrils para luego enlazar con la última parte de la subida a la Mutua. Luego seguimos el sendero que pasa junto a la misma Mutua y reseguir otro que hace años que no hacemos que parte junto al inicio de la bajada de las vallas para luego seguir  subiendo hasta el campo de Tiro donde bajamos por la trialera de Cal Senyor y luego el sendero de los tubos hasta Can Boquet para enlazar con el Vietnam y llegar a la ermita de Sant Mateu donde paramos un rato a reponer fuerzas.

Bajamos hasta la fuente de Sant Mateu, llegamos a la casa y bajamos un tramo de pista rota para enlazar con otra trialera que nos lleva hasta la V, allí nos dirigimos dirección Can Gurguí pero decidimos bajar por la trialera de los Puntos y una vez abajo seguimos pista hasta Can Maimó para volver a subir, esta vez por el interior de Can Nadal y luego por el sendero de Can Sardà. Sin descanso, tomamos una de las entradas de la ruta de la Prehistórica y enlazamos todos los preciosos senderos de la ruta Perfecta que nos llevan hasta la Pedra de l’Oreneta. En esta parte del recorrido Víctor aprovecha para caerse un par de veces. No sé si era un entrenamiento para la Titan Desert, pero no creo que los haya disfrutado. Y es que desde que no viene Quique, ya nadie suele caerse y empieza a ser una novedad.

La ruta la vamos haciendo según vemos y teniendo en cuenta que Telmo puede que no esté muy acostumbrado a tanto desnivel ni a tanto sendero técnico. Pero al ver que disfruta y que  no se queja vamos alargando la salida. En este punto Telmo ya muestra síntomas de fatiga, por lo que decidimos hacer la subida más plácida posible y por un camino lo más directo posible. Así que retornamos por la fuente de Sant Bartomeu, volviendo a pasar por el Campo de Tiro, Roca d’en Toni para hacer la última bajada por la Granota, en su versión original.

Como Telmo tiene prisa, pues tiene una comida familiar, nos despedimos en Vilassar de Dalt y Víctor y yo nos vamos a la plaza del pueblo a hacer el ritual Ciclópata con una cerveza y las mejores patatas bravas del Maresme y parte del extranjero.

Han salido 48 Km con casi 1.400 metros de desnivel positivo acumulado, un desnivel muy repartido y llevadero. Telmo en cuatro días nos pasa por delante a todos y Víctor, que iba con una bici prestada, ha ido liderando el grupo en todo momento dejándome a mí de farolillo rojo haciendo lo que podía. El tío está fuerte de narices pero no hay manera de engañarlo para que se venga conmigo a hacer la Transcatalunya este año, puede que le de vergüenza ir con un globero como yo, ahora que ya está en la élite participando de algunas etapas de la Titan Desert, codeándose con la flor y nata de la BTT.




Powered by Wikiloc

1 comentari: