diumenge, 1 de maig de 2016

Fin de semana completo

--------------------------------------------------------------------------------
La semana empezó regular, teniendo en cuenta que el miércoles Norris cumplía 50 añitos, y ya no sabíamos si sería capaz de seguir saliendo en bici dada su avanzada edad. Finalmente nos decidimos a celebrarlo, aunque más valía darle el pésame.
50 años, ahí queda

Mientras, en Marruecos, Víctor se metió de lleno en la pomada de la Titan Desert, a pasearse un poco por el desierto y vivir en primera persona la dureza de una carrera de este tipo, con sus dunas, sus piedras, su viento y sus camellos. No sabemos aún si hizo amistad con algún beduino pero el viernes se perdió. El sábado Manolo repitió en la Maratón de los Monegros y el domingo salida obligada con los que podían.
Víctor, en la Titan Desert

Hoy domingo salimos con un cielo azul, después de una semana de lluvias, y empezamos con nuestro recorrido habitual subiendo por el interior de la Mutua. Norris encabeza la expedición y le seguimos Adolfo, Toni, Telmo, Borja y Racing. Tomamos rumbo a Sant Bartomeu de Cabanyes para ir a buscar la pista de la cantera de Òrrius donde Toni nos deja puesto que debe estar pronto en casa y el resto seguimos dirección Parpers.
Manolo tras terminar la Monegros

Antes de llegar a Parpers giramos a la derecha por un sendero que con el tiempo se ha convertido en una auténtica trialera, donde hace años solíamos subir ahora hasta bajando hay zonas complicadas. Casi llegando a la riera de Òrrius, nos desviamos a la izquierda para volver a subir por un sendero que pasa justo por encima de la entrada del túnel de la autopista C-60. Vamos improvisando el camino con la intención de llegar a Sant Carles y nos encontramos con alguna subida imposible pero poco a poco llegamos justo donde esperábamos.

Descansamos 5 minutos y tomamos los senderos habituales para bajar hasta el Breinco y desde allí subir a la Torrassa del Moro por senderos interiores a la pista principal y aprovechamos para enseñar el paraje a Telmo y a Borja que no lo conocían. Y desde aquí no hay más opción que seguir por uno de los fetiches Ciclópata, el Dragon Khan, aunque en esta ocasión variamos el recorrido, y es que esta zona tiene un entramado de senderos espectacular.

Llegados a Dosrius aprovechamos para ir a recorrer una vez más el Andaluz, un excelente y estrecho sendero de los que se disfrutan en buen estado de forma y de los que se maldicen a veces cuando uno llega justito de fuerzas, al menos la primera parte, luego ya en la riera de Argentona seguimos el camino fácil hasta la cerveza, que es a lo que veníamos.

Ha sido un recorrido conocido pero con la incorporación de algún que otro nuevo sendero y variante que siempre abre las expectativas futuras con 52 Km con algo menos de 1.200 metros de desnivel positivo en una buena mañana de domingo.


50 años y encima presume

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada