dilluns, 16 de maig de 2016

Mataró-Dosrius-Òrrius

--------------------------------------------------------------------------------
Después de un fin de semana variado hemos aprovechado este lunes festivo como si fuera la salida dominical habitual. Durante el fin de semana Norris no se ha bajado de la bici junto a Telmo, mientras el sábado Manolo, Carles y Racing nos fuimos hasta Reus para participar en la Mussara Gran Fondo de carretera.

Hoy tenía ganas de explorar unos senderos por la zona de Mataró y alternarlos con otros de conocidos y así hacer algo diferente de lo habitual. Así que tomamos el Camí del Mig con tranquilidad para enlazar con la riera de Argentona e ir a buscar el Camí de l’Aigua para pronto desviarnos hacia la trialera del Escorpión, un sendero con sus tramos exigentes en medio del bosque dirección el Parc Forestal.

Llegados a la pista del Parc Forestal subimos unos metros y seguimos el sendero previsto, que empieza junto a una cadena, y aunque la idea inicial no acaba de salir rápidamente reconocemos el terreno y vamos enlazando multitud de tramos conocidos de senderos disfrutones y sin mucha exigencia salvo en algún punto concreto. Llegamos a la trialera que sube hacia el Oasis donde Carles nos deja pues tiene compromisos ineludibles. El resto continuamos dirección al Oasis y poco después hacemos una nueva variación.

Seguimos algún tramo de pista para encontrarnos en un cruce de tres caminos y meternos en medio del bosque en un sendero que al principio parece que no exista, remontamos algo de desnivel suave hasta girar a la izquierda donde viene una fuerte subida y después de un descansillo vemos que hay una subida imposible y en vez de hacerla a pie buscamos un sendero en descenso que nos lleva una trialera que después de unas alternativas nos lleva hasta Dosrius, justo al inicio de la riera.

Aunque el recorrido ha sido muy entretenido, no ha sido muy exigente y vamos a buscar el sendero del Andaluz para luego descender un tramo de la riera de Argentona y enlazar con la riera de Òrrius en el Bell Racó, remontando la pista sombría hasta el inicio de la subida y subiendo una bonita trialera que nos remonta hasta Òrrius. Como Kiler ya empieza a refunfuñar del cansancio decidimos hacer la subida final por el lugar más tranquilo hasta la Mutua y luego bajamos por el interior de la Mutua hasta Cabrils.

Han salido algo así como 45 kilómetros con 1.100 metros de desnivel positivo acumulado repletos de senderos.

Por el camino hemos constatado que hay mucho llorón en el grupo. Kiler ha hecho la primera salida completa desde hace ni se sabe, tiene piernas para lo que le echen pero le gusta quejarse, Víctor otro que tal, ahora le ha dado por estar convencido que con una bici más ligera sería el rey del mundo, no sale en diez días y dice que ha perdido toda la forma adquirida, y eso te lo cuenta en medio de una subida donde tú no puedes ni respirar. Menos mal que siempre nos quedará Adolfo que no dice nada y puede con todo.

Y hoy no hablaremos de Norris, que en la salida de ayer era el guía del grupo y perdió al grupo, o sea a Telmo, eso sí que tiene mérito! Sin comentarios.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada