diumenge, 28 d’agost de 2016

Ax-les-Thermes , Col du Pradel, Col de Pailheres por Mijanès

--------------------------------------------------------------------------------


El pasado año ya hicimos una primera incursión con la flaca en los Pirineos franceses para subir el emblemático Tourmalet. Este año había quien deseaba ir a los Alpes, pero finalmente decidimos que los Pirineos tienen mucho juego y quedan más cerca de casa, con lo que Manolo se puso en busca de una ruta digna a nuestras escasas piernas y a la belleza de un puerto algo exigente.

La decisión fue salir de Ax-les-Thermes subir el Col du Pradel e ir a buscar más adelante la subida dura del Col de Pailheres. Y aunque el día empezó algo fresco y con alguna nube, pronto se despejó y apareció el verano a pleno rendimiento.

Solo salir de Ax-les-Thermes empieza la subida, suave y muy llevadera en 5 kilómetros hasta encontrar un desvío al puerto de Pradel, son solo 7 Km, no son muchos, pero el puerto tiene sus dificultades, la primera dificultad es el asfalto roto, casi grava, el siguiente son las pocas y cortas zonas con el 12 y 14% de desnivel, que para globeros como nosotros nos quedan algo justas.

Coronamos todos sin problemas y empezamos una larga bajada, primero por el mismo tipo de asfalto, repleto de grava peligrosa por resbaladiza y luego por un interminable y agradable falso llano en bajada pasando por los pueblos más cutres de Francia en un valle olvidado hasta encontrar un poco de civilización y tomar una carretera algo más transitada donde empieza otro largo falso llano pero esta vez de subida.

La grupeta, formada por Norris, Manolo, Carles, Víctor, Marc y Racing, avanza a ritmo alegre, con las piernas aún intactas, pero el falso llano no termina nunca, nos paramos en un semáforo y nos damos cuenta que la rueda trasera de Norris tiene un bulto, desmontamos pero nos damos cuenta que es la cubierta que está en mal estado, seguimos aunque temiendo lo peor y aunque todo el mundo va concentrado en el pedaleo el esfuerzo empieza a pasar factura y al ver una gasolinera abierta, cerca de Usson,  todo el mundo se lanza a por algo de bebida.

Allí vemos que el neumático de Norris está en las últimas, se ha acabado de romper, deshilachado, y la cámara ya empieza a asomarse con lo que en este estado no hay forma de continuar. Hacemos planes para terminar la ruta y volver a recogerlo en un coche, nos hidratamos hasta que el dueño de la gasolinera aparece con un neumático, ha revuelto el almacén hasta que ha dado con un Michelin de la Segunda Guerra Mundial, por lo menos, pero que bien servirá para terminar la ruta.

Pocos kilómetros después, con el sol de mediodía a pleno pulmón, empezamos la subida de 15 Km del Col de Pailheres, sabíamos que era duro, pero no cuánto. Una subida  que varía entre el 7% en pocos tramos y un 9% en su mayoría constante y sin descansos. Cada uno toma su ritmo en función de sus piernas y aunque Manolo y Marc van sobrados el resto debemos centrarnos en cada metro de carretera, con sus curvas en herradura y sus largas rectas en empinada subida.

Todos vamos avanzando, cumpliendo aquello que veníamos a hacer, pedalear para vencer a un coloso HC (Fuera de categoría) del Tour de Francia, a excepción de Norris, que una vez más se deja vencer por el lado maléfico que tiene este tipo de retos, y acaba bajándose de la bici para caminar buena parte del recorrido.

Arriba lo esperamos todos, junto a una manada de caballos que no nos dejan tranquilos, para inmortalizar con fotos el estado patético en el cual llega Norris.
Norris, en un estado lamentable coronando el Coll de Pailheres

Por suerte, el resto de la ruta es todo en bajada, una delicia que solo ensucia en parte el mal estado del asfalto en una parte del trayecto que provocan que mi sillín se acabe por soltar, por suerte paro a tiempo y con un apretón de tuercas se resuelve.

Salieron solo 110 Km con 2.500 metros de desnivel positivo con una velocidad media para reírse, pero fue un placer volver a subir uno de estos colosos con casi 1.500 metros de desnivel ganados de una tacada.

Todos estamos más o menos acostumbrados a la bici de carretera, pero hay que resaltar que Víctor era su primera experiencia en este tipo de ciclismo, tras solo un pequeño bautizo hace unas semanas, y lo hizo sin desfallecer, eso sí, se tomó nosecuantos geles por si acaso.

En la gasolinera de Usson charlamos con unos franceses con bicis cargadas de alforjas con un peso inhumano, ellos nos dijeron que la subida al Pailheres no la olvidaríamos, Norris seguro que no lo va  hacer.


Powered by Wikiloc

diumenge, 14 d’agost de 2016

Unos de vacaciones y otros que se borran

--------------------------------------------------------------------------------
No todos estamos de vacaciones, algunos siguen trabajando, otros de vacaciones todo el año y otros sin comentarios, simplemene se borran.

Sábado, Volta al Montseny

El sábado hacemos una incursión al Montseny con la flaca. Habíamos quedado tres bikers pero uno se borra literalmente, con excusas de poco fundamento y nos deja a Manolo y a Norris solos ante el peligro.

Salimos en coche a las 7 de la mañana dirección a Sant Celoni, punto de inicio de la ruta. Preparamos los bàrtulos y poco después de las 7'30 ya pedalamos por la C 35 dirección a Hostalric. Hace fresco y se agradece, poco tráfico y buen asfalto hace que podamos iniciar ruta con un buen calentamiento.

Una vez en Hostalric pillamos la carretera dirección a Arbúcies. Para llegar a la población lo hacemos por una buena carretera en ligerísimo ascenso a buen ritmo. Con alguna duda entramos al pueblo buscando el desvio a Viladrau, que pronto encontramos.

A partir de aquí la carretera se estrecha y empieza a empinarse un poco y es que se iniciamos el coll del Ravell, un puerto con rampas poco pronunciadas y que se hace bastante bien.

Bajamos muy poco, después de coronar ya que hay un desvio a la izquierda y volvemos a subir un poco, para llegar a Viladrau en un sube baja por una carretera com mucha sombra muy bonita.

En una de sus curvas me despisto mirando senderos para btt, me desequilibro y me abrazo a un guardarail de la crta para no caer por un barranco. Resultado, un golpe fuerte en la rodilla y arañazos por brazo y pierna derecha....está claro que no se puede perder la concentración ni un segundo porque el riesgo de hacerse daño es grande.

Una vez recuperado seguimos rumbo a Viladrau, continuamos ahora en bajada dirección a Seva donde ni paramos para iniciar la subida a Collformic. Vaya diferencia mas grande de subir el puerto desde Osona, solo 9 kms contra los 16 kms desde el Vallés y sin ninguna rampa de consideración.




Coronamos, fotos de rigor y descenso interminable hasta Santa Maria de Palautordera donde hacemos parada para avituallarnos con un buen bocata.



De aquí al coche en ligero descenso  y en un periquete.

Gran salida por muchos motivos, por las bonitas carreteras casi siempre en sombra, por el escasísimo tráfico, por la temperatura hasta fresca a primera hora y por la compañía.

96 kms
3'55 tiempo
1500 mts desnivel

El track


Domingo, Sendereando para buscar la sombra

El domingo otro tanto, mas gente que se borra. Para la salida del club solo nos presentamos Telmo y Norris.

Tenia la idea de ir a la Torrassa para hacer kms y no mucho desnivel y para ello usamos el camino habitual.

Subimos por el interior de la mutua, pista hasta Sant Bartomeu, primer tramo de la trialera que baja a La Roca para ir directos a la pista de Parpers por la trialera. Una vez cruzada la carretera seguimos los senderos paralelos a la pista y allí decidimos cambiar la ruta ya que la vuelta por el camí del mig se nos puede hacer pesada por la calor.



Así que bajamos por el sendero de la Prehistórica hasta la carretera, la cruzamos y sendereamos hasta el final, cerca del tunel AC DC. Regresamos por la pista del meridià verd, el primer tramo y por las trialeras y senderos hasta el elefante.

Subimos hasta la fuente de Sant Bartomeu y por pista y por senderos paralelos a la pared seca hasta la petanca de Premià donde bravas y cervezas nos recompensan de una buena mañana de cháchara y btt.



42 kms
3.18 tiempo
1050 mts desnivel

El track


dimecres, 3 d’agost de 2016

Fin de Semana de Cabrerès

--------------------------------------------------------------------------------
Día I
Hay pocas salidas que provoquen más expectativas que la de dos días que realizamos cada año y luego de diversas deliberaciones, nos decantamos esta vez por hacer dos rutas circulares con punto de partida y fin en las poblaciones de L’Esquirol y Cantonigrós respectivamente, con lo cual podemos pernoctar en el mismo inicio de la ruta y nos evitamos el transporte de las bolsas. La zona del Cabrerès tiene una variedad de rutas y diversidad de paisajes que nos permite este tipo de salidas, y debido a la proximidad de ambos pueblos, nos plantamos en L’Esquirol a las 8 del sábado para completar el recorrido más largo de la carrera del Cabrerès, de unos +-60 km. y unos 1.700 mts. que para una salida de día completo es más que factible para el grupo. 



Por suerte somos un grupo relativamente numeroso, y es más un puñado de amigos que se dispone  a pasar un fin de semana juntos, que un grupo de ciclistas. 
Tomamos partida: Xavi, Roger, Adolfo, Edu, Manolo, Carles y Víctor. Albert se nos uniría el domingo a la salida corta, dado que no ha podido entrenar casi esta temporada. 



La ruta sube rumbo a Cantonigrós, y el primer tramo discurre por un bosque frondoso en el que prácticamente no hay claridad y con las gafas de sol vamos casi a tientas, hasta tal punto que en un momento Xavi tropieza con una rama y rompe literalmente el cambio. Es tan aparatoso el golpe, que nos vemos obligados a sacar el cambio y recortar la cadena para que pueda regresar dando pedales hasta el punto de partida, para coger el coche y buscar una tienda que lo pueda solucionar, previo pago claro está…. 
El grupo queda sentido, nos falta la presencia del presi que debe recortar la ruta a los 12 km. de haberla iniciado. Aún no sabemos si es que no se atrevía a completarla y buscó cualquier excusa o si se trataba de un accidente fortuito. 


A partir de ahí prácticamente comenzamos a subir dirección a Tavertet, donde comenzaría la parte impresionante de la ruta. Aunque la perspectiva no nos permitía darnos cuenta, estábamos encima de los primeros acantilados y teníamos una vista impresionante de los pantanos de Sau y de Llosa del Cavall. 



Luego de parar varias veces admirando el paisaje, comenzamos la bajada rumbo al pantano,  ésta es muy variada, tiene tramos de senderos que se disfrutan al máximo, tramos cerrados llenos de zarzas, por lo que se escuchaban no pocos gritos al bajar… 



Partes técnicas y algunos puntos por donde seguíamos viendo el pantano de Sau donde el agua del río Ter cubrió por completo la población de Sant Romà de Ter y donde era visible, debido a la altura del agua, el campanario de la Iglesia románica del pueblo. 
El calor apretaba ya, y algún valiente se animó a meterse al agua, a riesgo de comprometer la funcionalidad del culotte, mientras los demás mirábamos desde la sombra. 



Enseguida nos dirigimos al club náutico del pantano, donde nos reponemos de líquidos y descansamos un poco para remprender el recorrido. 



Poco después de salir Roger propone bajar a la presa de Sau, cosa que animados realizamos, pues llevábamos pocos metros de ascenso .Una vez visitada, emprendemos el retorno y llegados arriba cogemos una pequeña carretera que creemos nos llevara directos a Rupit. 

Equivocados estábamos….. en un momento el track nos desvía a la izquierda y cogemos una pista pedregosa que sin preludios nos muestra los primeros repechones de aupa. Aquí el calor apretaba, rondando los 35-40 grados vamos subiendo pendientes que parecen paredes y más de uno baja el pie del pedal. Hacemos un pequeño descanso en la base de un acantilado de la “Cinglera de Tavertet” y continuamos, nos quedarían unos cuantos rampotes para llegar a la carretera, y descubrir que apenas habíamos avanzado unos centenares de metros. 
Aquí sí que se notan los primeros síntomas de cansancio, y algunos llegan con lo justo a Rupit, donde Xavi nos esperaba con unas cervezas bien frías para hacer la última etapa todos juntos, una vez reparada su Spezialiced. 
Aunque bien hidratados y nutridos, la segunda parte desde Rupit tenía cierta dificultad, y recorremos algunas trialeras técnicas de subida que a más de uno se le atragantaron. Por suerte sabíamos que sólo algunos kilómetros nos separaban de la meta del día, así que vamos ganando kilómetros, pasando por la pequeña población de Pruit. Poco después comenzamos el tramo de bajada, que incluso nos resulta familiar por alguna otra incursión de hace unos 3 años. Los últimos metros los hacemos pensando en la más que merecida cerveza que nos esperaba, y aunque Adolfo se quedaba dando una vuelta de reconocimiento por L’Esquirol, el resto llegamos a todo trapo al hotel y nos preparamos para la ruta del segundo día. En total fueron unos 67km. con 1.800 mts. de desnivel acumulado positivo, nada despreciables.

Día  II

El segundo día teníamos previsto repetir la ruta que hicimos hace 3 años, sensiblemente más suave que la del día anterior, pero no por eso menos atractiva. Para eso llegamos sobre las 8 a Cantonigrós, donde nos esperaba ya Albert que se nos unía en ese punto. Nos alimentamos bien para la ruta que teníamos por delante, y comenzamos por caminos conocidos del día anterior. Esta vez pasaríamos primero por Rupit, donde hacemos la foto grupal en  el puente y continuamos camino subiendo por una carretera hasta Sant Joan de Fabregues, donde la dejamos y nos encaminamos a los acantilados, Albert decide aquí refrescarse en una pequeña caída de agua, de una manera un tanto singular, tirándose al agua con bicicleta incluída…. Cada uno tiene sus costumbres… 


Luego de unas fotos obligadas seguimos camino intentando seguir el track por medio de un camino de cabras que bordea el acantilado, y no nos queremos distraer mucho… Las vistas son espectaculares, con el pantano de Susqueda abajo y poco a poco comenzamos el ascenso hacia el Santuari del Far. 



El camino es entretenido, no hace demasiado calor, pero sí que tenemos mucha sed, y pensamos ya en un refresco en el Santuari. Pequeñas averías de por medio, en mayor parte de la Spezialiced del grupo nos van entreteniendo el camino, y aunque se oyen más de una queja otra vez por las zarzas y demás complicaciones extra-ciclistas llegamos por fin. 



Alguno ya muestra síntomas de fatiga, pero luego de unas bebidas ya estamos repuestos. Las vistas desde el Santuari son también espectaculares, y mientras Roger y Edu hacen algunas tareas de mantenimiento a la bici el resto descansamos. Y salimos rumbo al último atractivo de la ruta, el Santuari de la Salut. Pero nos queda aún intentar acertar al track, dado que hay muchos sitios por los que transcurre a campo través, puertas de ganado, y otros tantos bosques cerrados. Al final damos con la carretera que nos acercará al santuario. Ya hay algunas quejas porque quedan por subir unos buenos repechones, pero el camino se hace rápido y enseguida estamos arriba, el santuario tal vez no sea tan espectacular como el anterior, pero nada despreciable. Una pequeña parada en la fuente y seguimos ruta, ahora sí con prisas porque queríamos llegar a la reserva que teníamos en el restaurante donde habíamos desayunado. 


El resto del camino nos empieza a resultar familiar del día anterior, y salvo alguna duda, seguimos raudos rumbo a Cantonigrós. Ya sólo quedan unos pocos kilómetros que se hacen a placer, subiendo un poco y bajando bastante. 


A buen ritmo y ya casi sin parar recorremos los 15 kilómetros que nos quedan para llegar para completar los 45 km. con 1.200 metros de desnivel positivo acumulado. 
Sin duda ha sido un fin de semana que cualquier ciclista disfrutaría, unos paisajes espectaculares y lo mejor, recorrerlo con los que estamos habituados a salir. 
Evidentemente no todos tenemos el mismo nivel, hay los más pro’s y los menos pro’s, pero sobre todo lo que prevalece es el espíritu del grupo, y el alma del biker que no importa cómo acabará la ruta, lo que está claro, que todos llegamos juntos a la meta. 
Ya en la comida se hablaba de la próxima, seguro que todos estamos pensando en ella ya. 




dimarts, 2 d’agost de 2016

Finde por el CABRERES

--------------------------------------------------------------------------------
A falta de la crónica del finde por el Cabreres os paso un video, teneis el enlace de las fotos en el margen derecho del blog.

video