diumenge, 18 de desembre de 2016

Corriols nous a Cèllecs i La Roca, amb Telmo

--------------------------------------------------------------------------------
Desde la retirada de Adolfo esto ya no es lo que era, la desgana y la mas absoluta depresión se han adueñado del grupo, seguimos saliendo pero casi sin ganas, vamos haciendo kms por senderos, trialeras y demás sendas como almas en pena, como si a un perro le quitas el hueso, como una Barbie sin Ken o como un Madrid sin ayuda arbitral.
No se que será de nosotros, no se que nos tiene preparado el futuro, pero no pinta nada bien, parece el fin del mundo, parece mentira lo que el Masnoví este hacia por el grupo, un lider en la sombra....quien lo iba a decir.

Esta mañana solo Telmo y Norris hemos salido con la bike. Subida por interior de la Mutua, intento de descubrir un nuevo sendero que me parecia haber visto paralelo a la pista a Sant Bartomeu y que no lo hay, senderos y trialera del Dolmen de la Oreneta hasta la piedra y allí, SORPRESA!!!! y de las grandes.

Al poco de empezar a remontar veo a la derecha un sendero que nunca habia visto antes y que creo que será corto y nos llevará a la pista, pues mas o menos, la diferencia es que se ha convertido en un largo sendero lleno de curvas, casi todo en subida y que nos ha llevado muy arriba a la pista que sube a la fuente. Hay que decir que creo que es mejor de bajada, habrá que probarlo, pero de subida se hace todo perfecto ecepto un punto donde hay unas rocas, a mi me ha gustado un montón.

Bajamos por la trialera pasando cerca de la piedra del elefante, que dejamos a la derecha, remontamos por dentro el bosque hasta el meridià verd, donde hacemos barritas.

Bajamos por los senderos hasta la carretera de Parpers y nos volvemos a meter en el bosque dirección a la Roca. A medio camino pillamos un sendero que descubrimos este verano y que no acabamos para no perder a Adolfo......snif.....

Otro gran sendero que creo que también debe ser mejor de bajada, este subiendo es un poco mas duro que el otro pero es guapísimo y nos remonta a la pista del meridià verd, lo que nos da un montón de posibilidades de enlazarlos con los habituales.

Las piernas de Telmo ya no daban mas de si, después de tres semanas de jolgorio continuado y decidimos volver subiendo los senderos hasta Sant Bartomeu. Desde la ermita por pista para terminar en Vilassar de Dalt disfrutando de las cervezas, las bravas y la tertulia de los lugareños jubilados que hoy estaba bastante entretenida.

43 kms
3'43 tiempo
1130 mts desnivel






El track

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada